ELKARREKIN ARABA SOLICITA A LA DFA QUE SUBVENCIONE LA REALIZACIÓN DE LA INSPECCIÓN TÉCNICA DE EDIFICIOS (ITE) EN VIVIENDAS DE MÁS DE 50 AÑOS EN LA ZONA RURAL ALAVESA

Euskadi

La coalición formada por Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo, propone la
creación de una línea de apoyo dirigida a las Entidades Locales del THA
para que éstas puedan subvencionar la realización de las ITE ́s
correspondientes en viviendas particulares ubicadas en la zona rural.


• Elkarrekin Araba incluye también en su iniciativa la creación de una línea de apoyo para la realización de ITE ́s en viviendas sometidas a la
normativa en materia de patrimonio cultural vasco.

El Decreto que regula la Inspección Técnica de Edificios en la CAV (Decreto 117/2018), establece que todos los edificios de uso predominantemente residencial con más de 50 años desde su construcción o rehabilitación integral, tienen la obligación de realizar esta inspección para asegurar la estabilidad, la consolidación estructural, la eficiencia energética y la accesibilidad.


Elkarrekin Araba, tras denunciar en su día que la DFA no había cumplido
con esa normativa en el caso de varios edificios propios, como los
Albergues de Barria y Espejo, o la vivienda adosada a la Ermita de San Juan
de Arriaga, en Vitoria-Gasteiz, ha registrado una iniciativa en las Juntas
Generales de Álava con la que quiere dar un paso más en este sentido, y
solicita por ello a la institución foral que impulse a través de una línea de
ayudas la realización de estas inspecciones en las viviendas ubicadas en la
zona rural alavesa, y una línea específica para las sometidas a normativa en materia de protección de patrimonio cultural vasco.

Este Decreto establece claramente que en el caso de los edificios sometidos a la normativa de patrimonio cultural vasco, son los Ayuntamientos y la
Diputación Foral de Álava las instituciones competentes para controlar y
hacer seguimiento de la ejecución de las obras urgentes o necesarias.
El procurador de Elkarrekin Araba, David Rodríguez, considera que
“muchas de las viviendas de más de 50 años ubicadas en nuestros
pueblos, sufren un alto nivel de deterioro y un buen número de ellas no
han realizado la ITE correspondiente en fechas previstas. Si uno de los
objetivos de la DFA, justifica Rodríguez, “es hacer frente al reto
demográfico en el área rural, lo lógico sería adecuar muchas de las
viviendas de más de 50 años vacías y sin uso que ya existen, y que no
reúnen por tanto las necesarias condiciones de habitabilidad, para que
puedan volver a formar parte del parque habitacional en el área rural”.
La falta de mantenimiento adecuado puede provocar en opinión de
Rodríguez, “una degradación de valores de la arquitectura autóctona, una
pérdida del valor social de uso de las viviendas, y por tanto, una pérdida
de oportunidades para las personas que están dispuestas a asentarse en
las zonas rurales”.


La coalición ha presentado en los últimos meses diferentes iniciativas
dirigidas a poner freno a la despoblación rural centradas en el problema
de la vivienda. En este caso, Rodríguez cree que “son necesarias políticas
públicas adecuadas de dinamización, incentivo y fomento de la
rehabilitación, el alquiler o venta de vivienda en la zona rural, ya que cada
vivienda vacía, significa una familia menos para generar vida en un
pueblo”.