ELKARREKIN ARABA SOLICITA A LA DFA QUE LA LÍNEA DE AUTOBÚS QUE UNE ARTZINIEGA CON VITORIA-GASTEIZ DÉ UNA SOLUCIÓN A LAS PERSONAS USUARIAS QUE NECESITAN LLEGAR ANTES A SUS LUGARES DE TRABAJO

Vitoria-Gasteiz

La línea no 15 de autobuses, (Artziniega-Laudio-Amurrio-Vitoria- Gasteiz), sale de Artziniega a las 6:30 de la mañana y llega a la Estación de Autobuses de Vitoria a las 7:20, con lo que personas que entran a trabajar a las 7:30 no llegan a tiempo a sus lugares de trabajo. 

• Antes de esta modificación horaria, el primer autobús de la mañana salía a las 6:20, con lo que la llegada a Vitoria-Gasteiz se adelantaba también. Las personas afectadas por el cambio de horario solicitan una solución para poder llegar a tiempo a sus obligaciones. 

Elkarrekin Araba pedirá al Diputado Foral de Infraestructuras Viarias y Movilidad que atienda y dé respuesta a las quejas recibidas por parte de los y las usuarias en la línea de transporte foral no 15 ,que une Artziniega con Vitoria-Gasteiz. 

La coalición reclamará una solución a este problema en la comparecencia que ha solicitado para que el responsable político de esta área, Javier Hurtado, explique la situación actual de una línea, la no 15, que desde hace meses, y tras el retraso de la salida, recibe quejas de usuarios y 

usuarias que tienen problemas a la hora de llegar a tiempo a sus lugares de destino, en su mayoría, puestos de trabajo. 

En Diciembre de 2018, los y las usuarias consiguieron ese adelanto de diez minutos, pero en Septiembre de este año, hace algo más de tres meses, se volvió a atrasar de nuevo a las 6:30 de la mañana, con las consiguientes quejas que ha generado este cambio. 

Al parecer, y según ha declarado el Procurador David Rodríguez, “hay personas que entran a trabajar entre las 7:30 y las 8:00, y no llegan a tiempo a sus destinos porque desde las paradas hasta el puesto de trabajo, algunas de ellas tienen otro trayecto que cubrir”, ha explicado Rodríguez. 

Elkarrekin Araba solicitará en esa comparecencia que la DFA proponga una solución para posibilitar que las personas afectadas puedan seguir utilizando un transporte público que dé respuesta a sus necesidades para sus desplazamientos diarios a la capital alavesa, evitando así que tengan que optar por usar el vehículo privado con las consecuencias económicas y medioambientales que eso conlleva.