ELKARREKIN ARABA PIDE EXPLICACIONES A LA DFA SOBRE LA CAPACIDAD DE RESPUESTA DEL TERRITORIO ANTE LAS EMERGENCIAS PROVOCADAS POR FENÓMENOS EXTREMOS O LA GESTIÓN DE RESIDUOS PELIGROSOS

Euskadi

Arabako Suhiltzaileak/Bomberos de Álava llevan tiempo denunciando falta de material, formación y personal para ofrecer un servicio adecuado ante los diferentes tipos de emergencias. A día de hoy, por ejemplo, carecen de un protocolo de actuación frente al coronavirus y de material de autoprotección específico, algo de lo que ya disponen sus compañeros en otros puntos del Estado. 

• El procurador David Rodríguez interpelará a la Diputada Foral de Equilibrio Territorial sobre cómo piensa responder su departamento a las nuevas situaciones de riesgo a través del Plan de Emergencias del Territorio Histórico de Álava (PETHA). 

Los fenómenos naturales extremos derivados del cambio climático, los riesgos producidos por la gestión de residuos peligrosos, como el caso del amianto aparecido en el vertedero de Zaldibar, o la epidemia del coronavirus, entre otras muchas situaciones de emergencia, ponen a prueba la capacidad de las administraciones públicas para la gestión de los medios y recursos que se destinan a dar a estos fenómenos una respuesta rápida y eficaz. 

Álava no se escapa a esta realidad y la sociedad está siendo testigo de ello. Arabako Suhiltzaileak/Bomberos de Álava ha denunciado en numerosas ocasiones sus precarias condiciones de trabajo, y lo volverá a hacer próximamente en una comparecencia en las Juntas Generales de Álava. 

Por eso, tal y como explica Rodríguez, “si quienes tienen la responsabilidad de poner a salvo a las personas en situaciones de riesgo, no cuentan con lo necesario para desempeñar su labor, estamos ante un serio problema que irá creciendo ante las nuevas amenazas y retos a los que tendremos que enfrentarnos como consecuencia de los efectos adversos del cambio climático, o las epidemias globales como el coronavirus, por poner dos ejemplos”. 

Según datos de la OMS, el cambio climático ha incrementado significativamente el número de muertos por olas de calor, y desastres naturales como lluvias torrenciales, fuertes vientos, tornados o formación de huracanes, e inundaciones. Se espera, de hecho, que, a corto y medio plazo, estos riesgos aumenten para toda la población global. 

Por otro lado, el cambio climático también está trayendo consigo nuevas enfermedades y el resurgimiento de otras prácticamente desaparecidas. “Existe una influencia, tanto del cambio climático como del proceso de la globalización, en el aumento de fenómenos extremos, y los planes de emergencia han de estar adecuados a ello”, apunta Rodríguez. 

Por ello, Elkarrekin Araba llevará este tema al Pleno de Control de mañana miércoles, pleno en el que la coalición preguntará también acerca de la imposibilidad de usar la tarjeta BAT en todos los medios de transporte públicos de Euskadi, y también sobre el proyecto “Biziberritzen” contra la despoblación rural en la Montaña Alavesa.