Elkarrekin Araba denuncia que el PNV pretende cerrar la residencia de mayores San Prudencio dentro de su estrategia privatizadora de los servicios sociales

Vitoria-Gasteiz

 El convenio firmado entre el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la DFA  establece que “ambas instituciones acuerdan caminar de forma progresiva  hacia el cese del modelo residencial y de centro de día foral en el CIAM San  Prudencio”. 

∙ La coalición en Juntas Generales preguntará por este asunto en el Pleno de  Control del 3 de marzo. 

El Convenio Marco de Cooperación entre el  Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la Diputación Foral de Álava para la  reordenación de competencias en materia de servicios sociales, presentado el  pasado mes de enero, establece que ambas instituciones acuerdan el cese  progresivo del modelo residencial y de centro de día en el CIAM San Prudencio,  con un período transitorio hasta diciembre de 2024.  

Tal y como apunta Damián García-Moreno, autor de la iniciativa “el convenio es  necesario porque hay que reordenar y repartir los recursos y servicios que  prestan las dos instituciones, pero no compartimos en absoluto que se eliminen  plazas públicas cuando la demanda que existe es mayor cada día”. Además,  “entendemos esta decisión como un paso más en la estrategia de privatización  de los servicios sociales que el PNV está llevando a cabo desde hace tiempo”. 

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz cuenta con 99 plazas residenciales, 40 plazas  de centro de día y otras 40 para el centro de día de fin de semana para personas  mayores en situación de dependencia en el CIAM San Prudencio. En la 

Prentsa Saila prensaelkarrekinaraba@jjggalava.eus  Isabel Irigoyen 626601771 

actualidad están ocupadas 75 plazas residenciales, 29 del centro de día y unas  15 de media del centro de día de fin de semana para respiro.  

En opinión de García-Moreno, “la realidad es que, en el momento de redactar  este último convenio, se reconoce que se dejan sin utilizar deliberadamente 24  plazas residenciales y otras 11 del centro de día, al establecer que no van a  entrar nuevas personas usuarias, con lo que queda claro que están dejando  morir poco a poco este recurso residencial”. 

A los diferentes colectivos de personas usuarias y familiares, sindicatos y  asociaciones vecinales que han manifestado su rechazo a este convenio en  varias ocasiones a lo largo de las últimas semanas, hay que sumar el acuerdo al  que llegó hace unos días el Pleno del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz para  cuidar de forma especial los espacios de atención a las personas mayores como  la Residencia San Prudencio y la moción aprobada por unanimidad en las Juntas Generales de Álava para cuidar y aprovechar recursos existentes e  infrautilizados, como es el caso de este recurso social público.  

Por todo ello, Elkarrekin Araba llevará este asunto al Pleno de Control del  próximo miércoles 3 de marzo.