Elkarrekin Araba denuncia que el Gobierno Vasco siga adelante con la posibilidad de extraer gas del Pozo Armentia 2 en Subijana

Euskadi

 Lo hará en el próximo Pleno de Control del mes de diciembre en el que preguntará si el  contrato de SHESA de asistencia técnica y consultoría para llevar a cabo operaciones  de intervención de pozos, y proyectos de exploración y producción, tiene relación  directa con el pozo de Armentia 2. 

La coalición en Juntas Generales preguntará  a la DFA sobre la contratación, por parte del Gobierno Vasco, de asesores en pozos de  gas, y si ese contrato de SHESA (Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi) tiene relación  con el pozo de Subijana, es decir, si el ejecutivo vasco a través de esta sociedad, tiene  intención de seguir adelante con el proyecto de extraer gas en Álava.  

“En un momento como éste, en el que estamos inmersos en una crisis social,  económica y medioambiental sin precedentes, la pretensión del Gobierno de Urkullu  de seguir apostando por las energías fósiles es como poco, demencial”, ha manifestado  David Rodríguez, autor de la iniciativa. Esta posibilidad dependerá de que lo prohíba  expresamente la futura “Ley de Cambio Climático”, pero lo que realmente sorprende  “es que el ejecutivo vasco siga empeñado en esta opción con los riesgos  medioambientales que conlleva, y no apueste de una vez por todas por una verdadera  transición energética, que es el camino que marca Europa para poder hablar de un  futuro a largo plazo. Ahí está la apuesta en este sentido de países como Alemania o  Francia”, ha zanjado Rodríguez. 

Elkarrekin Araba ha manifestado en diferentes ocasiones su rechazo frontal a la  extracción de gas en este pozo de Subijana porque “seguiremos enterrando enormes  cantidades de dinero público en proyectos del pasado, que no van a solucionar el 

Prentsa Saila prensaelkarrekinaraba@jjggalava.eus  Isabel Irigoyen 626601771 

suministro energético del país, pero que sí ponen en grave riesgo la salud de la  población, sus reservas de agua potable e incluso el futuro de muchas explotaciones  agrícolas y ganaderas cuya supervivencia depende de que Vitoria-Gasteiz, Araba y  Euskadi mantengan un medio ambiente saludable”. 

La coalición en Juntas Generales considera que este modelo energético en el que sigue  empeñado el Gobierno Vasco, “es un modelo caduco que no responde a la realidad  que vivimos”. Además, considera que la única razón para seguir empeñados en extraer  gas del subsuelo alavés solo responde a grandes intereses en torno a los combustibles  fósiles. 

Elkarrekin Araba llevará este asunto al próximo Pleno de Control de diciembre, y una  vez más, solicitará la paralización definitiva de este proyecto del que se han “vendido”  unos datos de producción que posiblemente nunca se cumplan, una independencia  energética irreal y una falsa inocuidad para las personas y el medio ambiente. 

“Hoy, en pleno siglo XXI, no merece la pena gastar dinero en saber si hay algo de gas a  miles de metros bajo el suelo, cuando ya sabemos que aquí, en la superficie,  disponemos de energía limpia y barata, que sólo necesita el suficiente impulso político  para ser una realidad limpia, verde y ecológica”, ha concluido Rodríguez.