El testimonio misionero es la clave del MME en Euskadi y Navarra

Artículos de opinión

Exposiciones, charlas y celebraciones son los actos que marcan el Mes Misionero Extraordinario

El Martirio de Alejandro Labaka e Ines Arango estará muy presente en las diócesis del Norte

Por Vicente Luis García Corres (Txenti)

Las diócesis vascas y navarras, con una importante historia misionera a sus espaldas, plantean este mes misionero con una mirada al pasado y otra al futuro. 

Así como la Diócesis de Vitoria abría el mes misionero con una exposición bajo el título 100 años de compromiso misionero, el claustro de la Universidad de Deusto, en Bilbao, acoge la exposición “Puente entre culturas”, que recuerda a los misioneros capuchinos Alejandro Labaka e Ines Arango, que fueron asesinados en la Amazonía, testigos de la fe hasta el martirio. 

labaka1--390x200

La Diócesis de Bilbao tiene programdas para los días 6 y 7 de octubre la charla del obispo del vicariato apostólico de Aguarico, en Ecuador, monseñor José Adalberto Jiménez, quien hablará del Sínodo de la Amazonía que comienza en esos días.  El día 6 también el obsipo de Bilbao, Mario Iceta, presidirá en la Catedral a las 12 la eucaristía y cermonia de envío misionero. El 10 de octubre en la Universidad de Deusto tendrá lugar una mesa redonda donde se hablará de las figuras de Alejandro Labaka e Ines Arango y de su legado. Participarán el jesuita Patxi Álvarez de los Mozos, el misionero capuchino Miguel Ángel Cabodevilla, y Lily Calderón, abogada y miembro de la REPAM (Red Eclesial Pan Amazónica).

El 19 de octubre tendrá lugar en la casa de las misioneras de Berriz en Barnezabal, una jornada de formación misionera que será impartida por Pilar Benavente, misionera de Ntra. Sra. de África. Bilbao cerrará el mes misionero con un concierto en la parroquia de San Vicente de Abando a cargo del coro de la Universidad del País Vasco. 

La Diócesis de San Sebastián por su parte dará comienzo mañana día 4 a este mes misionero con una celebración presidida por monseñor Munilla en el convento de las Brígidas en Lasarte-Oria a las 19 horas. y Una misa al día siguiente en la parroquia de San Vicente de San Sebastián y en la que participará la coral Aita Garaloa. Del 15 al 30 de octubre la Sala Asis en la iglesia de los capuchinos acogerá la exposición fotográfica sobre Alejandro Labaka e Ines Arango. En esa misma sala tendrá lugar la mesa redonda con Patxi Álvarez de los Mozos y Lily Calderón. Y el 24  de octubre, el capuchino Miguel Ángel Cabodevilla presentará el documental “La vida por la Amazonía”. 

Estos mártires serán recordados también en la marcha a Beizama del 19 de octubre. El 27 de octubre en la Catedral del Buen Pastor se cerrará el mes misionero con una misa presidida por el obispo de San Sebastián.  No obstante, el 8 de noviembre monseñor José Adalberto Jiménez, obispo del vicariato apostólico de Aguarico, en Ecuador, dará una charla sobre el Sínodo de la Amazonía en el que habrá participado y que habrá concluido unos días antes. 

En Navarra las catedrales de Pamplona y Tudela acogerán durante todo el mes una exposición que lleva por título “Pasión por la vida”, así mismo durante todo el mes varios misioneros recorrerán las parroquias dando su testimonio y contando su experiencia misionera. Y como actos destacables el domingo día 6 la misa, que será televisada, desde la catedral de Pamplona, y las conferencias a cargo del arzobispo Francisco Pérez, sobre el mes misionero convocado por Francisco; “La hora de la “y” en la misión de la Iglesia: misión entre nosotros y     misión “ad gentes”. Una hora señalada desde el Vaticano II.” impartida por Francisco Javier Sagasti Boquet en Parroquia San Miguel de Pamplona, y la charla: “Sínodo para la Amazonina en el contexto del Mes Misionero Extraordinario” con el testimonio de Carlos Azcona Goñi. Misionero Capuchino en Aguarico-Ecuador. sobre las figuras de Alejandro Labaka e Inés Arango, mártires en la Amazonia.

Non solum sed etiam

Lo que importa es el testimonio. Eso es lo que nos llega al final a todos, el testimonio vivo y directo de quienes viven las realidades en primera línea. Estarán muy bien las charlas, conferencias, homilías y pláticas de obispos, arzobispos, catedráticos e ilustres investigadores de la materia. Pero, a cualquier edad, lo que toca el corazón, es el testimonio vivo y descarnado de quien ha tenido que pisar el barro, subir a la montaña, atravesar el río, llorar y reír, sufrir y gozar, perder y ganar, amar y perdonar, y todo … por Aquel que Amó primero y muriendo por todos nos enseñó a Amar a lo Grande.