El Sistema Nacional de Salud financiará dos medicamentos para la fibrosis quística, Orkambi y Symkevi, a partir del 1 de noviembre

España

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha llegado a un acuerdo con el laboratorio que los comercializa y se dispensarán por farmacia hospitalaria.

​Los dos medicamentos para el tratamiento de la fibrosis quística, Orkambi y Symkevi, serán incluidos en la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud (SNS) a partir del día 1 de noviembre. Así lo ha comunicado hoy la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, a las organizaciones de pacientes afectadas por esta enfermedad.

La inclusión de estos dos medicamentos se acordó en el seno de la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos, en la que están representadas también las CC.AA., del pasado 30 de septiembre.

El resultado de este acuerdo se materializa en una resolución del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social que incluye en la prestación farmacéutica del SNS estos fármacos. Todo ello ha sido posible después de intensas negociaciones con el laboratorio farmacéutico que los comercializa y que comenzaron en junio de 2016.

El acuerdo de inclusión alcanzado supone un modelo mixto de techo máximo de gasto y pago por resultados, es decir, coste por efectividad. «Estamos ante un medicamento que genera incertidumbre clínica por lo que el pago está condicionado a que el paciente responda al tratamiento», ha indicado la ministra.

Para ello se ha elaborado un protocolo farmacoclínico, con las variables que se van a medir y en qué etapas del tratamiento, en el que ha participado la Sociedad Española de Fibrosis Quística.

En España, se estima que 554 pacientes son susceptibles de iniciar el tratamiento, 441 adultos y 113 niños y niñas. Orkambi está indicado para niños de entre 6 y 12 años y Symkevi para niños de edad superior a 12 años y adultos. «De esta manera se garantiza una continuidad en el tratamiento de esta patología», ha matizado Carcedo.

«Con esta medida garantizamos la equidad en el acceso llegando a los pacientes en los que está indicado», ha señalado la ministra.

El Orkambi y el Symkevi se dispensarán por farmacia hospitalaria tras el diagnóstico de la fibrosis quística mediante la prueba de mutación genética.