«El silencio de la ciudad Blanca» como mantener al espectador casi dos horas pegado a un thriller apasionante

Vitoria-Gasteiz

Por Patricia Medjidi Juez

Es una película llena de simbolismos y rituales, y como no podía ser menos el primer fotograma que ofrece al espectador es un tolmen enclavado en la geografía alavesa.

Desde un principio el film introduce al espectador en el suspense, en un mundo de luces, rituales y crímenes, donde ya las preguntas se plantean, no perdiendo el ritmo en las casi dos horas del metraje.

La película basada en la novela de Eva García Sáez de Urturi, cuyo primer título pertenece a una trilogía de misterios y asesinatos alaveses.

Daniel Calparsoro su director ejerce el buen ritmo en la cinta, donde cada segundo es aprovechado, no perdiendo el tiempo en banalidades que puedan despistar al espectador. Combina a la perfección la historia el thriller con la personal, no desligándola en ningún momento del eje central.

Hemos de decir que la historia se centra en unos crímenes acaecidos 20 años atras, y por los cuales ya hay un culpable en la cárcel a punto de salir, cuando todo vuelve a ocurrir. Crímenes, rituales y un símbolo de la mitología vasca, el Eguzkilore o flor del sol. una flor protegida. A los 45 minutos del avance de la la cinta, ya se conoce la identidad del asesino, pero eso no deja la trama al descubierto, sino más bien lo que hace es acentuarla al añadirle otro elemento más al thriller, que logrará que el espectador esté atento a la historia para no perderse los porqués de estos nuevos crímenes con historia de dos décadas. En una palabra, refuerza el suspense.

En cuanto a los actores principales, Belén Rueda es una actriz que tiene acostumbrado al espectador a cambiarse de piel en cada personaje, así aquí aquí siendo una sub-comisaria de la Ertzantza, se convierte en una policía con métodos y costumbres vascas.

Javier Rey, ya ha demostrado que su carrera va camino de ser cada vez más firme, haciendo un perfecto tándem con Belén Rueda quien en su personaje de «Alba» comparte con el personaje de Javier, «Unai» mucho más en común que el simple hecho de llevar una placa.

Javier hace de ·Unai» un personaje con una parte oscura, que hace que el espectador se pregunte si no tendrá nada que ver con lo que acontece en una Vitoria que vive el principio de sus fiestas de la Virgen Blanca, arrancando la cinta con el día de los blusas. Javier nos muestra una dicotomía en un personaje que se debate entre su vida de policía y el rencor y odio que guarda dentro, incapaz de perdonar.

Aura Garrido es «Estibaliz» la compañero de «Unai» inspectora o sub-oficial de la Ertzantza, en un papel que muestra a una mujer con una vida fuera del cuerpo policial que nada tiene que ver con una imagen idílica. La película además de un thriller apasionante, nos muestra el ángulo más humano de los investigadores.

A destacar también el papel de Alex Brendemühl, que al no encontrar un «gemelo» al que darle réplica, él mismo interpreto los dos personajes. Convirtiéndose así en  Tasio e Ignacio Ortiz de Zárate , dos personajes siniestros. Alex interpreta de una manera perfecta tanto a Tasio encarcelado como a su gemelo Ignacio, que ha seguido con el imperio familiar.

Vitoria es la otra gran protagonista

Daniel y Eva, han querido no solo centrar el thriller en la capital alavesa, sino mostrar desde diferentes puntos los magníficos lugares que guarda Vitoria. Con una iluminación perfecta y los emblemas, simbología y misterios de una ciudad que conserva el medievo en sus arterias, a buen seguro que hará que sea uno de los lugares preferidos en las guías turísticas de mucha gente.

La película se estreno el día 24 de octubre de 2019 en Vitoria con un pase de prensa y figuración por la mañana en el Palacio de Congresos Europa de la ciudad, y por la tarde se desplegó una alfombra verde para el estreno oficial, teniendo como asistentes además de la escritora, director, actores y productora. Al Consistorio vitoria y al Lehendakari Iñigo Urkullu