El reto del “Rompe Cráneos” se hace viral entre adolescentes

España

Un nuevo reto se ha hecho popular entre los jóvenes que no dudan en subir a las redes sociales y que puede provocar graves lesiones.

Por PolicíaH50

El reto hace honor a su nombre, rompe cráneos, puesto que las lesiones más típicas de este absurdo reto son las fracturas y contusiones de cráneo.

Esta nueva moda, se ha viralizado entre adolescentes, a través de la red social Tik Tok.

Con esto pretenden buscar seguidores en las redes sociales sin pensar en las graves consecuencias de este reto.

El rompe cráneos, consiste en que dos personas que se encuentran compinchadas engañan a un tercero.

EL ROMPE CRÁNEOS PUEDE PROVOCAR DAÑOS CEREBRALES QUE PODRÍAN SUPONER LA MUERTE

De esta manera, la víctima se coloca en medio de los dos, y estos le dicen que tienen que saltar los tres a la vez mientras un cuarto graba toda secuencia.

En el momento en que la víctima salta y se encuentra en el aire, los dos que se encuentran a ambos lados, le golpean sus piernas haciendo que se golpee violentamente contra el suelo.

Secuencia del reto del rompe cráneos.

Esto provoca una caída de espaldas y se golpee en la parte posterior del cráneo.

De esta forma se pueden producir desgarres, fracturas, hemorragias internas, esguinces cervicales, latigazos en el cuello e incluso daños cerebrales que podrían suponer la muerte.

En esta ocasión se vuelve a comprobar que la combinación de redes sociales y retos virales puede llegar a ser mortal.

Desde h50 ya nos hicimos eco de otro reto que podía provocar daños neuronales importantes o incluso la muerte.


ALERTA

Esta mañana hemos estado en un IES de #Granada porque hemos detectado a menores de ESO grabándose con el móvil y subiendo a #RRSS el reto #JuegoDeLaMuerte (ahorcar a alguien hasta la inconsciencia). Padres y madres, revisad sus móviles y advertidles del peligro.

En este otro reto, llamado el juego de la muerte, se ahogaba a otra persona hasta que perdía el conocimiento.

Este tipo de retos, son muy peligrosos, y los adolescentes que lo realizan no son conscientes de las lesiones que pueden llegar a ocasionar.