EL PSE-EE DE HONDARRIBIA SOLICITA AL GOBIERNO MUNICIPAL LA APLICACIÓN DEL DECRETO DE VIVIENDA DESHABITADA YA QUE ESTABLECE LA VIVIENDA DE SEGUNDA RESIDENCIA COMO SUPUESTO DE EXCEPCIÓN

Euskadi

Tras la entrada en vigor del Decreto del Gobierno Vasco de vivienda deshabitada, y de medidas para el cumplimiento social de la vivienda, los ayuntamientos vascos se encuentran en la tesitura de elegir entre la aplicación del recargo en el Impuesto de Bienes e Inmuebles permitido por la Norma Foral o el canon establecido en el mencionado Decreto.

Los socialistas de Hondarribia consideramos que el Decreto aprobado desde el Departamento de Ordenación Territorial, Vivienda y Transportes armoniza para todos los ayuntamientos vascos el concepto de vivienda vacía y es más garantista.

El decreto Ley 149/2021 de vivienda deshabitada establece en el artículo 3, apartado a, “como causas justificadas de desocupación, las viviendas de segunda residencia, consideradas como las viviendas de la misma titularidad que no se destinan a vivienda principal, sino de manera intermitente o estancias temporales. Esta causa justificativa de la desocupación se aplicará únicamente a un máximo de una vivienda de la misma titularidad”.

Dicho decreto Ley, en ningún momento establece que haya que presentar gastos de consumo energético para justificar la desocupación y establece como causa justificada de desocupación, las viviendas de segunda residencia, una casuística muy dada en nuestra localidad.

A día de hoy, en Hondarribia, la aplicación del canon por vivienda que no tienen la condición de residencia habitual corre a cargo del Ayuntamiento que aplica un recargo del 50% sobre el IBI, siempre y cuando no se justifique un consume anual de 1750 kwh en 2019 o de 3000 kwh en 2020.

Desde el PSE-EE de Hondarribia solicitamos que: “prevalezca el Decreto del Gobierno Vasco que entró en vigor el 18 de junio del presente año, y que se realice la modificación de la ordenanza Fiscal Municipal para suprimir el recargo del IBI sobre las viviendas vacías que sean segundas residencias.”