El PSE-EE de Hondarribia insiste en el trato diferencial del Alcalde respecto a la aplicación de la Ley de Instituciones Locales de Euskadi

Euskadi

No es la primera vez que se denuncian estos hechos. Ya en mayo de 2018, los socialistas solicitaron, en el pleno, que en la aplicación del artículo 33 se tuvieran en cuenta el resto de los grupos de la oposición y se aplicaran criterios de proporcionalidad, teniendo en cuenta la representación de cada grupo.

Ley 2/2016, de 7 de abril, de Instituciones Locales de Euskadi, Capitulo II artículo 33, establece que los municipios que dispongan de una población superior a 10.000 habitantes garantizarán que, al menos, exista un concejal o concejala de la oposición con dedicación exclusiva, con el fin de que las funciones de control y fiscalización del gobierno municipal puedan llevarse a cabo de forma efectiva.

Una vez más, no se ha vislumbrado ningún interés por parte del alcalde de atender a las demandas planteadas. 

El Grupo Socialista también ejerce representación, como el resto de los grupos de la oposición, con un trabajo de control y fiscalización y planteando iniciativas que benefician a los ciudadanos. Un trabajo que requiere de máxima dedicación como no puede ser de otra manera.

Asegurar el funcionamiento de los grupos de la oposición es clave para garantizar que el voto de todos los ciudadanos valga lo mismo y sus representantes puedan ejercer en igualdad de condiciones. En Hondarribia esta igualdad se rompe.

Según la Ley de Instituciones locales, las entidades locales son uno de los principales fundamentos de un régimen democrático. La existencia de entidades locales investidas de competencias efectivas permite una administración eficaz.