El PP presenta un plan de choque urgente para garantizar la mejor atención en las residencias de Álava

Euskadi

Los populares proponen la desinfección de todas las residencias cada 4 días en el interior y el exterior. 

• Exigen completar las plantillas porque en algunos centros falta hasta el 30% por bajas, así como asegurar EPIs y test suficientes a usuarios y trabajadores. 

• El PP pide también 3 videollamadas semanales por usuario con sus familias y apoyo psicológico. 

Declaraciones de Ana Morales

El PP de Álava ha registrado esta mañana una moción en Juntas Generales de Álava en la que ha exigido un plan de choque urgente con 10 medidas para mejorar la atención a los usuarios y las condiciones de trabajo en las residencias de personas de mayores, centros residenciales con personas y con discapacidad y trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) de Álava. 

Entre las medidas que se recogen, el grupo juntero Populares Alaveses ha instado a que la Diputación ponga en marcha un plan urgente de desinfecciones de las residencias de mayores y centros residenciales de personas con discapacidad, al menos una vez cada cuatro días en los accesos y el exterior, las estancias comunes y las habitaciones. 

La portavoz de Bienestar Social del grupo juntero Populares Alaveses, Ana Morales, ha reclamado también la elaboración de un plan de choque específico para cubrir las bajas de los profesionales, ya que tanto en centros públicos como concertados y de gestión privada falta personal (hasta un 30% por bajas en algunos centros), y reforzar las plantillas de todas las residencias de mayores y de discapacidad de Álava en las que sea necesario por contar con casos positivos, en coordinación con los servicios de Empleo del Gobierno Vasco o en su caso y si fuese necesario, con los servicios de empleo de Comunidades Autónomas limítrofes. 

En Álava, una de cada tres víctimas mortales reside en residencias de mayores y concentran, además, el 12% de los positivos detectados. Para Morales, los trabajadores de las residencias y del Servicio de Ayuda a Domicilio “se encuentran en la primera línea de la lucha contra el coronavirus y están siendo los grandes olvidados. Es urgente que la administración suministre equipos de protección y de diagnóstico, más personal y reconocimiento público, además de un programa de desinfección periódica y de apoyo a los usuarios, que viven situaciones dramáticas alejados de sus familias desde hace semanas, muchas veces en aislamiento y soledad”. 

Por ello, desde el PP de Álava han instado asimismo a que la Diputación garantice el suministro suficiente de equipos de protección individual a las personas trabajadoras de las residencias de personas de mayores, centros residenciales con personas con discapacidad y trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) de Álava, así como que se realicen de forma inmediata los test diagnósticos del COVID-19 a los profesionales y usuarios de estos centros y servicios. Morales ha señalado que “la preocupación de la sociedad alavesa por las residencias es mayúscula, tanto por la evolución que ha experimentado la pandemia como por la carencia de medidas efectivas y diligentes por parte de la Diputación para hacer frente a la crisis con garantías”. 

La juntera popular ha incidido en la necesidad de que las pruebas de diagnóstico se realicen de manera periódica para “tener una fotografía constante de la evolución de los contagios”. “Estamos conociendo unos testimonios muy duros de situaciones en las residencias y centros para personas con discapacidad y SAD con respecto a la salud de los residentes y también sobre la protección de los trabajadores”, ha apuntado. 

En su opinión, paliar el aislamiento y la soledad que viven los usuarios de las residencias de mayores y de discapacidad tras haber sido suspendidas las visitas de sus familiares es otro pilar fundamental, por lo que ha propuesto la puesta en marcha de un programa de tres videollamadas por persona y usuario a la semana como mínimo

La moción asimismo recoge la posibilidad de que se incorporen servicios de asesoramiento individual e información para toda la red de residencias de Álava sobre el manejo de distintos escenarios, medidas y actuaciones necesarias en relación con el COVID-19 y la puesta en marcha de una red de alojamientos alternativos para el personal de las residencias de mayores y discapacidad que no quieran volver a sus domicilios para evitar contagios a sus familias o quienes tengan dificultades en los traslados. 

Desde Populares Alaveses han pedido a la Diputación que favorezca un programa de retorno temporal al domicilio de los usuarios de las residencias que lo deseen con las ayudas económicas y técnicas que sean necesarias. Por último, otra de las 

medidas que se han solicitado es incorporar apoyo psicológico en los centros residenciales a fin de atender las necesidades de los usuarios, trabajadores y familias.