El PP pide un plan de 50 millones de euros para la zona rural alavesa

Euskadi

 Un Plan para mejorar los servicios básicos y frenar la despoblación.  • Pedirá en las Juntas Generales de Álava la creación de una ponencia  para fijar población en nuestros pueblos alaveses y exigir que los  fondos europeos que le corresponden a Álava para el fomento del  empleo y el aumento de servicios públicos tengan un reflejo en la zona  rural.  

• En el acto celebrado hoy Daniel García, portavoz PP en el  Ayuntamiento de Labastida; Joseba Elejalde, portavoz PP en el  Ayuntamiento de Artziniega; Ana Esther Ortiz de Urbina, portavoz PP  en el Ayuntamiento de Iruña de Oca; Miguel Ángel Fernández, alcalde  de Navaridas; Jesús Montejo, portavoz PP en el Ayuntamiento de  Lantarón; junto a Ana Salazar, secretaria general del PP de Álava, e  Iñaki Oyarzabal, presidente del PP de Álava, han expuesto las 

principales carencias que sufren en sus zonas y han aportado  propuestas para mejorarlas. 

• Iñaki Oyarzabal, presidente del PP de Álava: “Da la sensación de que  el PNV ha abandonado Álava y dan la espalda a los pueblos alaveses.  No han cumplido ninguno de sus compromisos. Las promesas de  Urkullu todas se han quedado en el cajón. La Diputación no tiene  medidas para fijar población y mejorar los servicios básicos”. 

El PP de Álava ha pedido un plan de 50 millones de euros para la  zona rural alavesa con dos claros objetivos: mejorar los servicios básicos y frenar la  despoblación. Así de contundente ha sido el presidente del PP de Álava, Iñaki  Oyarzabal, quien ha señalado que esta propuesta se suma a las iniciativas en favor del  medio rural alavés que se han defendido desde el PP porque la zona rural alavesa  “sufre un abandono por parte del Gobierno Vasco y, en este contexto, la Diputación  Foral de Álava no ha adoptado medidas para dar respuesta a su necesidades como los  servicios básicos, el empleo que fija población, la oferta de vivienda asequible, la  seguridad, el reto del envejecimiento de la población en el medio rural y la atención de 

los mayores, etc.”. “Da la sensación de que el PNV ha abandonado Álava y dan la  espalda a los pueblos alaveses. No han cumplido ninguno de sus compromisos. Las  promesas de Urkullu todas se han quedado en el cajón. La Diputación no tiene  medidas para fijar población y mejorar los servicios básicos”, ha denunciado.  

En este sentido, desde el PP han anunciado que pedirán en las Juntas Generales de  Álava la creación de una ponencia para fijar población en nuestros pueblos alaveses y, además, que exija que los fondos europeos que le corresponden a  Álava para el fomento del empleo y el aumento de servicios públicos tengan un  reflejo en la zona rural. “A día de hoy las ayudas europeas se otorgan a la  Comunidad Autónoma y Euskadi no entra dentro de la franja de despoblación porque Vizcaya y Guipúzcoa no tienen esta problemática. En consecuencia, Álava se  queda fuera de las ayudas y sale perdiendo, mientras comunidades vecinas como  Castilla y León están recibiendo esos millones de euros”, ha asegurado la secretaria  general del PP de Álava, Ana Salazar.  

Salazar ha insistido en que la pérdida de población que lleva Álava muchos años  sufriendo es, en gran parte, provocada por la carencia de servicios básicos, por la ausencia de creación y mantenimiento del empleo y la imposibilidad de poder  acceder a una vivienda o poder rehabilitarla.  

Entre los servicios básicos, ha destacado que “necesitamos contar con una sanidad  adecuada, servicios de pediatría, mantener y ampliar a los médicos de cabecera que  cada vez se van reduciendo horario y suprimiendo centros de salud, y ampliar el  número de ambulancias medicalizadas en Álava”. También los aspectos relacionados  con la educación son claves. Por ello, “necesitamos disponer de centros educativos  para que los hijos no tengan que trasladarse a Vitoria-Gasteiz para realizar sus  estudios y mantener las haurreskolas en la zona rural”, ha apuntado. En la actualidad  existe un ratio de 3 niños por haurreskola, pero desde el PP han pedido que se reduzca  a 1 o 2 niños por la situación de la pandemia y así se puedan mantener las  haurreskolas. Asimismo, para la secretaria general de los populares alaveses,  “tenemos que tener un transporte acorde a las necesidades de los estudiantes, los  mayores de 16 años no tienen un servicio de autobús y debemos exigirlo”. 

Además, ha apostado por una mayor seguridad, “más aún con los recientes robos  en viviendas en Añana y zona de Ayala, para subsanar la inquietud y preocupación que  sienten los vecinos, por ello pedimos que las comisarías de la Ertzaintza de la zona  rural permanezcan abiertas 24 horas porque actualmente no es así”.

El empleo es otro pilar clave para fijar población. “Necesitamos medidas fiscales  para la implantación de empresas, que favorezcan que los autónomos den el  paso y se queden en nuestros pueblos”. Y, por último, la vivienda que también es  otro de los pilares. “Sin oferta de vivienda es imposible que la gente se quede a vivir en  los pueblos” por ello también son necesarias ayudas para la rehabilitación de las casas,  entre otras medidas. Salazar ha recordado que, gracias al PP, existen unas 

deducciones fiscales para quienes adquieren su primera vivienda en los  municipios de menos de 5.000 habitantes.  

La secretaria general del PP de Álava ha sido tajante al afirmar que “por parte del PNV  no se está haciendo nada en estas tres claves tan importantes para fijar  población”. 

Como ejemplos ha citado que se constituyó una mesa interinstitucional en 2018 y  solamente se ha reunido tres veces en estos cuatro años. Por otro lado, el PNV en  la Diputación Foral de Álava ha creado un departamento de Reto Demográfico, en  teoría para exclusivamente preocuparse por la zona rural, y en sí consiste en una  partida de 800.000 euros que más de la mitad se dirige solo a los gastos del 

campo de golf de Izki. “Esta es la nula inquietud que demuestra el PNV, al PNV no le  preocupa la zona rural alavesa, está claro”, ha sentenciado. 

En el acto, Salazar ha agradecido a los portavoces y alcalde de los distintos pueblos  alaveses el trabajo diario, su labor y dedicación en sus pueblos pensando en sus  vecinos. 

Daniel García, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Labastida, ha manifestado  “sentirse harto” de “ser siempre el patito feo de las instituciones” porque, en su  opinión, las decisiones se toman pensando “únicamente en las grandes urbes, y el  PNV nos toma como meros lugares de recreo a los que venir a ferias a hacerse la  foto, mientras el resto del año nos dejan a nuestra suerte”, ha recriminado. 

García ha apuntado que siguen sufriendo en la actualidad problemas de movilidad que empezaron en el estado de alarma. “Para hacer la compra de productos que no  tenemos en nuestros pueblos, nos obligan a recorrer decenas de kilómetros con  tal de permanecer en la misma provincia, no tiene sentido”, ha señalado. El portavoz  del PP en el Ayuntamiento de Labastida ha defendido que “si se tiene que restringir  la movilidad se realice por radios kilométricos, tal y como hacen en Alemania, y no  por fronteras entre provincias, que en muchos casos no obedecen a la realidad diaria  que vivimos en los pueblos”.

Además, García ha afirmado que otra muestra del abandono al medio rural y, en  concreto a Rioja Alavesa, es el “desprecio hacia nuestras bodegas que PSOE y  Podemos han perpetrado desde el gobierno, y que PNV y Bildu, que son sus  socios, han consentido en el Congreso”. El concejal popular ha recordado que les  han dejado fuera del reparto de ayudas de 11.000 millones de euros, “en un  momento crucial para el sostenimiento del sector. Están más pendientes de politizar  el vino que de articular ayudas para su supervivencia”. El PP ha exigido una  rectificación inmediata para que se incluya a las bodegas con iniciativas en Juntas  Generales de Álava. “Hacen falta ayudas directas y exenciones fiscales, así como  dar certidumbre al sector”, ha concluido. 

En el Valle de Ayala, la situación del tejido empresarial está atravesando un delicado  momento, provocando una gran preocupación e incertidumbre entre la población  ayalesa. La tasa de paro actualmente en la comarca es muy alta, el 13,38%. Por ello,  Joseba Elejalde, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Artziniega, ha propuesto  solicitar al Gobierno Vasco un plan Marshall de reactivación económica, un plan  de mejora de los polígonos industriales apostando por parques tecnológicos, la 

implantación de una Formación Profesional puntera (mecatrónica, industria 4.0  etc.) porque, como ha puntualizado, “la agenda 2030 prevé que el 47% de los actuales  puestos de trabajo desaparecerán por la tecnología o la inteligencia artificial”. También  Elejalde ha contemplado la elaboración de Planes de mejora urbanística y medidas  de apoyo a las familias “para evitar que la comarca se siga despoblando”, ha  apuntado el portavoz popular. 

Por su parte, la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Iruña de Oca, Ana Ortiz de  Urbina, ha centrado la atención en la carencia que “más que nunca” vive el municipio,  donde “urge un nuevo centro de salud”. Ortiz de Urbina ha recordado que la cesión  al Gobierno Vasco de suelo dotacional que albergará el centro se inició en 2011 “han  pasado diez años y no se ha hecho nada”. Este retraso acarrea ahora con el Covid  más problema, “para vacunarnos contra el Covid aún Salud está barajando dónde 

hacerlo y nuestros mayores siguen sin vacunarse”. 

El alcalde de Navaridas, Miguel Ángel Fernández, ha señalado que la situación de  crisis sanitaria ha derivado en una crisis social y económica “muy seria que agrava aún  más la delicada situación del medio rural”. Para Fernández, el mayor problema al que  se enfrentan en los pueblos pequeños es “quedarnos con un palmo de narices de  los fondos europeos y que sean un espejismo para nosotros”, ha vaticinado. Por  ello, el alcalde de Navaridas ha pedido que los ayuntamientos tengan aportaciones  de estos fondos europeos para, en el caso de su pueblo, “poder ayudar a nuestros  viticultores y bodegas familiares”. En definitiva, poder dar apoyo e incentivos para la 

creación de nuevas oportunidades de empleo para los jóvenes y mujeres y dotar de servicios para atraer población y para que quien vive aquí ahora no emigre. En la zona de Añana, Jesús Montejo, portavoz en el Ayuntamiento de Lantarón, ha puesto el foco en el “agua deficiente” en calidad y cantidad que sufre la zona rural,  por “dejadez, escasez y falta de recursos económicos”. Montejo ha enumerado que  la problemática se extiende “desde los manantiales, sondeos, tuberías de alta y baja,  tratamientos en cabeza, o en depósitos, para después pasar al problema de separativa  de aguas, pluviales o fecales, y el colofón, el tratamiento de estas aguas en fosas,  filtros biológicos, depuradoras, etc.”. Y es que para el concejal del PP son los  presidentes de las Juntas Administrativas y de los consorcios pequeños los que saben de estas carencias “y no se les hace ni caso”. “No se puede obviar al que  conoce el problema”, ha añadido. Como solución ha propuesto que los consorcios,  Urbide, resuelvan estas carencias, dando una respuesta práctica a los problemas  que este ciclo del agua tiene en el medio rural.