El PP pide a Gorka Urtaran que ponga fin al “caos que ha generado en la Movilidad” en Vitoria-Gasteiz

Vitoria-Gasteiz

 Le pide “retirar” la nueva ordenanza de Movilidad por “haberla hecho de espaldas  a la ciudad” y por “agravar con ella el caos de la Movilidad en Vitoria”. Presentará  una enmienda a la totalidad a dicha normativa  

El Partido Popular de Vitoria-Gasteiz ha reclamado hoy a Gorka Urtaran que  “ponga fin” al “caos que ha generado en la Movilidad” con medidas que ha adoptado “él  sólo y de forma unilateral”. Como las obras y destrozos del BEI, convertido ya en el  principal problema de la ciudad; la ampliación de la OTA; los cortes de calles en Zabalgana  en contra de los vecinos; la persecución a colegios concertados por las dobles filas con un  Plan que no gusta a nadie o haber dado por aprobado por su cuenta el Plan de Movilidad.  Y, como colofón a todo este despropósito, una nueva ordenanza de Movilidad “hecha de  espaldas a la ciudad” y “con la que se agrava aún más este caos”. El PP ha anunciado hoy  su “completa oposición” a esta ordenanza de PNV y PSOE ante la que presentarán una  “enmienda a la totalidad” y más de 32 enmiendas parciales. Las razones que defenderá el  PP para pedir a Gorka Urtaran que “retire” esa nueva normativa son 6.  

Primero, porque “el Plan de Movilidad de Vitoria-Gasteiz no está aprobado” y este debiera  ser el “primer paso” para cualquier decisión de Movilidad. Lo ha reclamado también el  Consejo Social y los agentes de la Movilidad de la ciudad, bicicletas, patinetes y taxistas.  

En segundo lugar, porque “la ordenanza rompe todos los consensos y la coherencia en  Movilidad”. “Gorka Urtaran ha dinamitado todos los acuerdos imponiendo decisiones de  forma unilateral y sin contar con nadie. Es una ordenanza impuesta, que va totalmente en  contra del Pacto Ciudadano por la Movilidad de Vitoria”, ha sentenciado el concejal del PP.  

En tercer lugar, porque es el reflejo del “absoluto caos en la Movilidad en la ciudad” con un  alcalde que “no tiene proyecto de ciudad”, y que toma “decisiones unilaterales a golpe de  improvisación” y “bandazos” “sin una visión global de la ciudad ni de la Movilidad”. Esta  normativa se ha hecho “de espaldas a todos los protagonistas”, “ciclistas, taxistas,  peatones y familias”, es decir, “de espaldas a la ciudad, sin escuchar a nadie, como es  habitual en este Gobierno y en este alcalde”. 

Por último, porque la ordenanza “se olvida de los taxistas, no les han tenido en cuenta”.  “Este colectivo pide ser considerado también elemento esencial del transporte público”.  Por ello, en la nueva ordenanza el PP reclamará que todo el recorrido del BEI sea  “compartido” tanto con bicis, Tuvisa, vehículos de movilidad personal y “también taxistas”.