El PP exige que la vacuna antirrábica sea obligatoria en las mascotas del País Vasco

Euskadi

Ana Salazar, secretaria general del PP de Álava: “La falta de obligatoriedad y diferencia entre las normativas existentes en las comunidades autónomas abre una brecha preocupante porque estamos jugando con la vida de las personas y el bienestar de los animales”. 

• “Somos zona de paso entre Marruecos y el sur de Europa, la movilidad y nuestras ciudades que son dog-friendly multiplican los riesgos de contagios. No podemos permitirnos no estar protegidos y debemos activar medidas de prevención para evitar la expansión del virus y coordinarnos para imponer unos requisitos mínimos”. 

• El PP instará a que la Diputación trabaje de manera conjunta con los Ayuntamientos para tener un censo actualizado del número de perros de cada vivienda. 

Declaraciones de Ana Salazar

El PP de Álava presentará mañana en el Pleno de Juntas Generales de Álava una moción sobre la salud pública en la que se exige que sea obligatoria la vacuna antirrábica a las mascotas en el País Vasco. Salvo en Galicia, Cataluña y País Vasco, en el resto de comunidades españolas es obligatorio. La secretaria general del PP de Álava, Ana Salazar, ha señalado que “esta falta de obligatoriedad y diferencia entre las normativas existentes abre una brecha preocupante”. 

Salazar ha pedido responsabilidad. “Hemos conocido la negativa por parte del Gobierno Vasco y las Diputaciones vascas a la hora de obligar la vacuna antirrábica a las mascotas, negativa sin ninguna justificación, porque estamos jugando con la vida de las personas y el bienestar de los animales”. 

La también juntera popular ha recordado que el Consejo de Veterinarios del País Vasco ha propuesto que los perros sean vacunados con la antirrábica en toda la comunidad. La rabia es una enfermedad incurable provocada por un virus que produce la muerte a más de 70.000 personas en el mundo al año. España ha registrado varios casos de rabia, todas esas personas fueron mordidas por perros y gatos en Marruecos, donde la rabia no está erradicada. “Nosotros estamos en la zona de paso entre Marruecos y el sur de Europa, la movilidad multiplica los riesgos de contagios y nuestras ciudades son doggy friendly, todo ello aumenta los riesgos. No podemos permitirnos no estar protegidos y debemos activar medidas de prevención para evitar la expansión del virus y coordinarnos para imponer unos requisitos mínimos”, ha demandado. 

El perro es el principal transmisor de esta enfermedad y el causante del 99% de los casos de contagio en el ser humano. Por este motivo, Salazar ha apuntado que “los expertos sanitarios y veterinarios recomiendan para prevenir los casos mortales en personas que la prioridad sea vacunar a las mascotas y hacer frente a la enfermedad de este modo y añaden que los efectos del contagio pueden ir más allá de una ciudad o una región concreta”. 

Esta medida de vacunación incluye también a su vez un bienestar para nuestras mascotas. El hecho de vacunarlas implica una revisión veterinaria para ver si están desparasitadas, controladas con el chip y bien cuidadas y, de este modo, favorecer el control de las mascotas en nuestro territorio, al igual que sucede con el ganado vacuno. 

Asimismo, el PP de Álava instará a que la Diputación trabaje de manera conjunta con los Ayuntamientos para tener un censo actualizado del número de perros de cada vivienda