El PP exige a Urtaran que reclame la devolución de “todas” las subvenciones que él dio durante 3 años a Sare y Etxerat, no solo la de 2017

Vitoria-Gasteiz

El Gobierno de Urtaran dio 4.500 euros a Sare en 2016; 4.500 a Etxerat y otros 4.500 a Sare en 2017 y 5.000 euros a Etxerat en 2018, en total 18.500 euros de todos los vitorianos 

– “Por primera vez en la historia de Vitoria, Urtaran como alcalde ha financiado desde el Ayuntamiento al entorno de presos de ETA y desde el primer momento el Partido Popular lo denunció. Hoy los tribunales nos han dado la razón y una sentencia confirma que la Administración no debe apoyar este tipo de proyectos. Por ello, lo que le exigimos a Urtaran es que reclame la devolución de todas las subvenciones que concedió a SARE y Etxerat porque no fue solo un año, sino que fueron tres años regalando dinero de todos los vitorianos para financiar las estructuras de entorno de presos de ETA”, ha exigido hoy la portavoz del PP, Leticia Comerón 

Declaraciones de Leticia Comerón

El Partido Popular de Vitoria-Gasteiz ha exigido hoy a Urtaran que “reclame de inmediato la devolución de todas las subvenciones que él concedió durante 3 años a Sare y a Etxerat” y “no solo la de 2017”. 

Una sentencia emitida el pasado día 12 y conocida hoy del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco insta al Ayuntamiento a solicitar la devolución del dinero al entender que los proyectos y objetivos de ambas asociaciones son “partidistas” y que la Administración no debe apoyar ese tipo de proyectos. 

El Ayuntamiento ha informado hoy de que pedirá a Sare y Etxerat la devolución de las ayudas concedidas en 2017. Sin embargo, el Gobierno Urtaran no solo dio ayudas a estas asociaciones en 2017, sino también en 2016 y en 2018. 

El Gobierno del Señor Urtaran dio 4.500 € euros a Sare en 2016; 4.500 € a Etxerat y 4.500 € a Sare en 2017 y otros 5.000 € a Etxerat en 2018, en total 18.500 euros de todos los vitorianos en tres años a estas dos asociaciones por medio de una convocatoria que el propio Gobierno Urtaran “hizo a la medida” de estas asociaciones. 

El PP fue el único partido que desde un inicio rechazó de plano estas subvenciones que, por primera vez en la historia del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, Urtaran regaló para 

financiar estructuras del entorno radical y de apoyo a presos de ETA, mientras otras acciones prioritarias en la ciudad relativas al comercio o al empleo, se quedaban sin presupuesto. 

En una decisión inédita, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha financiado por primera vez en su historia con Urtaran de alcalde a asociaciones de apoyo a presos de ETA y su entorno, por medio de una convocatoria nueva de subvenciones de convivencia y diversidad. 

Precisamente, el Partido Popular pidió, por medio de una moción en el Pleno de Vitoria, modificar las bases de dicha convocatoria para que este tipo de asociaciones no pudieran tener cabida y no volvieran a concederse ayudas a estas entidades, pero la petición del PP fue rechazada por el resto de grupos políticos del Ayuntamiento, incluido todo el Gobierno municipal formado por PNV y PSOE que también votaron en contra de modificar la convocatoria.