El PP de Vitoria exigirá en Ensanche 21 “poner todas las denuncias necesarias” en Olarizu para poder “expulsar a los okupas” ya que en este momento solo hay puestas 4

Vitoria-Gasteiz

“Lo del Partido Nacionalista y el Partido Socialista, amparados por Bildu, es una tomadura de pelo. Hacen falta medidas inmediatas para frenar esta escalada de inseguridad en Olarizu. Los vecinos no pueden esperar a que se redacte el proyecto de derribo que aún se va a retrasar muchos meses. La única garantía para expulsar a los okupas es interponer todas las denuncias necesarias y garantizar la seguridad. Y es lo que desde el Partido Popular vamos a exigir en Ensanche 21”, ha anunciado hoy el concejal del PP, Miguel Garnica

El Partido Popular de Vitoria ha anunciado hoy que va a exigir en el próximo Consejo de Ensanche 21, previsto para el martes 26, que se apruebe la “interposición de todas las denuncias necesarias en la Avenida de Olarizu” para que la “Policía Local pueda proceder a la expulsión de todos los okupas”.

Y es que, en este momento, y según ha podido sabee el Partido Popular dentro del propio Ayuntamiento, “solo hay tramitados 4 procedimientos”. Para ello llevarán esta propuesta para su aprobación en el propio Consejo del martes como “paso esencial” para poder expulsar a los okupas.

Los populares expresan que “hacen falta medidas y soluciones inmediatas para garantizar la seguridad de los vecinos en Olarizu sin esperar a tener un proyecto de derribo que aún se va a retrasar muchos meses”. A este respecto, según ha podido comrpobar el Partido Popular, el próximo martes únicamente se va a someter a votación entre los consejeros de Ensanche 21 la compra de una vivienda y una lonja pendientes y la elaboración del pliego de condiciones para llevar a cabo el proyecto de dirección de obra del derribo. Posteriormente, se deberá aprobar el pliego en sí y después sacar a concurso el proyecto de derribo. “Con lo que el proceso para derribar aún se va a retrasar muchísimo”, avisa el PP.

Para el PP de Vitoria, lo que el Gobierno va a someter a votación el martes es del todo “insuficiente” si lo que se quiere es garantizar “desde ya” la seguridad en la Avenida de Olarizu. “Ni siquiera está elaborado el pliego. Hacen falta soluciones urgentes ahora”, expresa el PP.

“Lo del Partido Nacionalista y el Partido Socialista, amparados por Bildu, es una tomadura de pelo. Hacen falta medidas inmediatas para frenar esta escalada de inseguridad en Olarizu. Los vecinos no pueden esperar a que se redacte el proyecto de derribo que aún se va a retrasar muchos meses. La única garantía para expulsar a los okupas es interponer todas las denuncias necesarias y garantizar la seguridad. Y es lo que desde el Partido Popular vamos a exigir en Ensanche 21”, ha anunciado hoy el concejal del PP, Miguel Garnica.

Foto de archivo

Más vigilancia policial

Además de la interposición de todas las denuncias necesarias y ante el aumento de la “inseguridad” que están sufriendo los vecinos de la Avenida de Olarizu, el PP también exigirá el martes la “presencia de patrullas de Policía Local y más vigilancia” para “garantizar la seguridad en la zona” hasta que se proceda al desalojo de okupas.

El Partido Popular apoyará el martes la compra de los inmuebles pendientes y de la elaboración del pliego, pero exige “dar un paso más” para velar por la seguridad en la zona. “De no aprobarse estas medidas nadie se va a creer que este Gobierno, con el respaldo de Bildu, quieran realmente actuar contra los okupas de Olarizu”, asegura el PP. “Ya hemos visto lo que ha pasado en Errekaleor donde ya hay un proyecto de derribo terminado pero que lleva más de 1 año metido en un cajón porque este frente antivitoriano se niega a ejecutarlo y permite la ocupación de viviendas”, recuerda el concejal Miguel Garnica.

Rapidez como se actuó en el Palacio Álava Velasco

Los populares ponen el ejemplo de la actuación llevada a cabo para desalojar el Palacio Álava-Velasco, propiedad de una empresa privada y que fue ocupado en diciembre por más de un centenar de mujeres de un colectivo feminista. El inmueble fue desalojado en febrero. “Los dueños de este Palacio actuaron rápidamente para que fuera desalojado. Justo lo contrario a lo que está haciendo este Gobierno, avalado por Bildu, que debería haber velado por la Seguridad Ciudadana en Olarizu y no solo no lo está haciendo sino que ha permitido con total impunidad esta y otras tantas ocupaciones en esta legislatura”, recuerda Garnica.

En Vitoria, la multiplicación de okupas está siendo una constante en estos 4 años de legislatura: además del caso de Olarizu y el de Errekaleor –ya el barrio okupa más grande de España-, el Casco Medieval y los más recientes en Arechavaleta, el Palacio Álava-Velasco y la última conocida, una vivienda particular en Ciudad Jardín.

El Partido Popular de Vitoria es el único partido que en toda esta legislatura ha alzado la voz contra lo que ya es un grave problema de ciudad y es “la única garantía para frenar la ocupación de viviendas en la ciudad”.

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/TribunaLibreES