El PP de Álava pide reformar el IRPF para no perjudicar a los trabajadores en ERTE

Euskadi

Los populares presentan una moción en Juntas Generales de Álava en la que proponen solucionar un trato que consideran injusto hacia los 50.000 alaveses afectados por ERTEs en Álava. 

• Proponen una deducción fiscal de 100 € para los trabajadores que lleven más de 2 meses en ERTE y tengan ingresos inferiores a 30.000 € anuales. 

• “Álava tiene competencias en materia tributaria que deben servir para facilitar la vida a los ciudadanos, el gobierno foral del PNV tiene que salir de la inacción”, ha señalado Ana Morales, portavoz suplente en la Cámara Foral alavesa. 

Declaraciones de Ana Morales

El PP de Álava ha recordado hoy que las ayudas del servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para los trabajadores en ERTE no llevan retención fiscal alguna, lo que puede provocar desagradables sorpresas en la declaración de la renta. Quienes declaran hasta 20.000 € de un solo pagador podrían eludir la obligación de declarar, pero el cobro de la ayuda del SEPE les obliga y, por tanto, pueden verse penalizados. Por ello, el grupo del PP en las Juntas Generales de Álava ha presentado hoy una iniciativa, que han anunciado en el Pleno de Control, con el objetivo de reformar la norma foral de IRPF para no perjudicar a los trabajadores en ERTE. 

«Álava tiene competencias en materia tributaria que deben servir para facilitar la vida a los ciudadanos, sobre todo a los que se ven afectados por ERTEs, ya que conllevan una pérdida importante de poder adquisitivo y mucha incertidumbre sobre el futuro laboral», ha asegurado Ana Morales, portavoz suplente del PP en la Cámara Foral alavesa. 

La moción del Partido Popular propone una deducción fiscal de 100 € para los trabajadores que lleven más de 2 meses en ERTE y tengan ingresos inferiores a 30.000 € anuales al objeto de paliar los perjuicios que les puede ocasionar la pérdida de poder adquisitivo y la obligación de realizar declaración de la renta por tener más de un pagador, uno de los cuales no les practica retención fiscal alguna, lo que obliga a la devolución de esos importes a la mayor parte de los trabajadores. 

Según el PP, esta medida garantizaría que no se pierda poder adquisitivo, lo cual contribuirá a evitar que siga descendiendo el consumo y, por tanto, la recaudación por IVA de las instituciones

«El gobierno foral del PNV tiene que salir de la inacción y no puede dejar abandonados a su suerte a los trabajadores que sufren ERTEs porque tiene los instrumentos legales y competenciales para poder poner solución a una situación terriblemente injusta con los trabajadores de menor poder adquisitivo«, advierte Morales. Por eso, ha pedido al conjunto de la cámara respaldo a su iniciativa, que han registrado ya con carácter de urgencia para cuanto antes dar más certidumbre al conjunto de trabajadores de Álava.