El PP de Álava impulsa la instalación de cajeros automáticos en la zona rural y PNV, PSOE, Podemos y Bildu lo rechaza

Euskadi

SERVICIOS FINANCIEROS EN LOS PUEBLOS

“El PNV y PSOE en el gobierno aplican un rodillo constante y Podemos les acompaña. En los pueblos gobernados por Bildu reclaman estos servicios y sus representantes en la comisión no aprueban su implantación. Nos da mucha pena que la moción no vaya adelante, quien sale perdiendo es Álava y los alaveses”. 

• “Con los cajeros automáticos se repite el mismo patrón, es un cierre paulatino, no de golpe para que los vecinos no puedan quejarse y poco a poco van reduciendo los servicios hasta que desaparecen”. 

• “A final la zona rural se queda sin servicios, tanto en transporte, en sanidad como en temas de servicios financieros y tenemos que ponerle solución”. 

Declaraciones de Ana Salazar

El PP de Álava ha presentado esta mañana una moción en las Juntas Generales de Álava en la que se aboga por impulsar la instalación de cajeros automáticos en nuestra zona rural y así como que la Diputación Foral de Álava pueda trabajar en coordinación con los ayuntamientos a través de convenios o acuerdos con entidades bancarias o con empresas especializadas en estos servicios financieros para poder facilitar a los vecinos de los pueblos el poder hacer gestiones bancarias o sacar dinero. 

La moción no ha salido adelante. Como ha manifestado Salazar, “el PNV y PSOE en el gobierno aplican un rodillo constante y Podemos les acompaña. En los pueblos gobernados por Bildu reclaman estos servicios y sus representantes en la comisión no aprueban su implantación. Nos da mucha pena que la moción no vaya adelante, quien sale perdiendo es Álava y los alaveses”. 

Según ha señalado la secretaria general de Álava y juntera Ana Salazar, “la zona rural de Álava se está quedando sin servicios”. “Se repite el mismo patrón, es un cierre paulatino, no de golpe para que los vecinos no puedan quejarse y poco a poco van reduciendo los servicios hasta que desaparecen”, ha explicado. Salazar ha puesto como ejemplo el caso de Fontecha. “En un primer momento contaban con una caja abierta los martes, después se abría cada quince días, luego una vez al mes, hasta que, a día de hoy, los vecinos de Fontecha, cuya población es mayor, sólo pueden hacer operaciones bancarias on line”, ha indicado. Salazar ha denunciado que muchos de los vecinos de los pueblos de Álava se encuentran en esta situación, en La Puebla de Arganzón se ha cerrado la única sucursal que había, otro ejemplo, y urge que la institución foral pueda facilitar los servicios de cajeros automáticos y otras operaciones financieras como un servicio más para que la vida en los pueblos se asiente. “Que los vecinos de Kuartango tengan que recorrer más de 20 km para sacar dinero es inadmisible”, ha apuntado. 

Como posible solución a este problema, Salazar ha citado como ejemplo a una pequeña localidad de Cádiz donde han llegado a un acuerdo con una multinacional y han sido capaces de instalar un cajero automático en su municipio. 

“El caso del cierre de cajeros automáticos son un ejemplo más de lo que ocurre en la zona rural. Como éste, pasa con los médicos de familia. A final la zona rural se queda sin servicios, tanto en transporte, en sanidad como en temas de servicios financieros y tenemos que ponerle solución”, ha concluido.