El PP de Álava exige una Fiscalía Anticorrupción en Euskadi

Euskadi

Iñaki Oyarzabal, presidente del PP de Álava: “Necesitamos una Fiscalía Anticorrupción en Euskadi dotada de medios técnicos suficientes, mientras no la tengamos, el PNV no puede hablar de que están comprometidos con la lucha anticorrupción”. 

• “En la lucha contra la corrupción no hay colores políticos, ni derechas, ni izquierdas, ni centro, ni nacionalistas ni no nacionalistas, aquí hay decencia o indecencia. O ética o falta de ética. O estamos contra la corrupción o estamos protegiendo a los corruptos”. 

• “En el momento en el que se empiece a perder el miedo a tirar del hilo de las tramas corruptas, el PNV lo va a pasar mal”. 

El PP de Álava ha instado esta mañana en el Pleno de las Juntas Generales de Álava a que el Departamento de Justicia del Gobierno Vasco y el Ministerio de Justicia ponga en marcha “a la mayor brevedad” una Fiscalía Anticorrupción en el País Vasco, dotada con todos los medios técnicos y humanos necesarios para realizar su labor. El presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, ha señalado que “cuando el PNV quiere tapar un caso del PNV le encargan a una oficina económica dirigida por otro excargo del PNV para que nos diga que todo esta bien. Se ha instalado aquí un modus operandi que favorece la aparición de tramas, una vez controladas y otras no. Son redes clientelares de empresas afines que sirven de ‘colocaderos’ de cargos y excargos públicos y afiliados del PNV y que al final generan en la sociedad una percepción de impunidad”. 

Oyarzabal ha citado que “en Euskadi hemos asistido a un sinfín de casos de corrupción, como el reciente caso De Miguel, el mayor que ha padecido el País Vasco, y el caso Margüello, Museo Balenciaga, Bidegi, Caso Bravo, comedores escolares, Planta de Purines de Carranza… todo ellos del PNV”. 

A diferencia de Cataluña, Madrid, Valencia, Baleares o La Coruña, Euskadi sigue sin contar con una Fiscalía Anticorrupción. El presidente de los populares 

alaveses ha recordado cómo la propia Fiscalía del País Vasco ha denunciado en varias ocasiones lo que considera uno de los grandes problemas de nuestra administración de Justicia, “la falta de medios para luchar contra quienes se aprovechan del sistema político para obtener lucros personales”. Y es que las fiscalías provinciales tramitan el 80% de las causas de corrupción y se hayan ante una precariedad de medios materiales y humanos, convirtiendo en “heroica” la tarea de afrontar una causa de estas características. 

Oyarzabal ha insistido en que “necesitamos una Fiscalía Anticorrupción en Euskadi dotada de medios técnicos suficientes, mientras no la tengamos, no se puede hablar de que están comprometidos con la lucha anticorrupción”. 

El dirigente del PP de Álava ha remarcado que la lucha contra la corrupción y el clientelismo es “la base de la regeneración democrática y de la decencia política, el clientelismo erosiona la igualdad de oportunidades, vulnera la ley, lesiona derechos y socava la moral pública”. 

A su juicio, “es una auténtica vergüenza, ya que tenemos la obligación de denunciar la corrupción si tenemos una mínima decencia política y plantear que se haga algo porque no se puede seguir así, acumulando casos y casos que afectan siempre al mismo partido, al PNV” y ha puntualizado que “el PNV está erosionado el crédito de las instituciones con su actitud”. 

Oyarzabal ha apuntado que en la lucha contra la corrupción “no hay colores políticos”. “Ni ideologías, ni derechas, ni izquierdas, ni centro, ni nacionalistas ni no nacionalistas, aquí hay decencia o indecencia. O ética o falta de ética. O estamos contra la corrupción o estamos protegiendo a los corruptos”, ha sentenciado. 

Por último, el presidente del PP de Álava ha querido poner de manifiesto que “como no ha habido un reconocimiento público del problema y lo han tratado de tapar, han pensado que podían tirar para adelante y esto les está estallando en las narices. Pensaban que podían controlarlo para que parezcan casos aislados. Pero se está empezando a tirar del hilo. 

Por ello, ha declarado que “en el momento en el que se empiece a perder el miedo a tirar del hilo, el PNV lo va a pasar mal y por eso les pido que se pongan reclamar instrumentos que les permita levantar la cabeza.”