EL PEAJE DE LA INDEFINICIÓN

Artículos de opinión Euskadi

Por Juan José Muñoz Goikoetxea

Frustración. Nuestra Real Sociedad no ha podido pasar esta noche de un empate a 1 ante el Levante en el estadio de Anoeta, en un encuentro en el que el equipo txuri urdin hizo merecimientos para llevarse un mejor resultado, pero en el que acabó siendo víctima de su indefinición, del bajón físico del segundo periodo y justo es reconocer, de cierta inacción desde el banquillo.

Este empate supone un severo revés para las aspiraciones europeas de la Real, pero me niego a hacer un drama de este envite , y a dar por finalizada la temporada.

Por ello, para rebatir esas dos viscerales afirmaciones que supongo que invadirán en estos momentos las redes sociales (el presunto desastre y el adiós a Europa), quiero poner hincapié en las siguientes cuestiones:

1- Poco podemos achacar en cuanto a actitud a una Real que realizó una primera parte impecable, que remató 22 veces durante el partido, y que incluso con el 1-1, no dejó de intentarlo disponiendo de oportunidades suficientemente claras para lograr el 2-1, que sin duda, mereció.

2- La distancia con el Betis pasa a ser de 3 puntos, y si este fin de semana el Barcelona cumple sus deberes en el Villamarín, la Real ganando en Valladolid, y a los béticos en Anoeta, sobrepasaría a los pupilos de Setién en la clasificación. Y todo ello, sin olvidar que el Alavés mañana juega en el campo del renacido Huesca y posteriormente tiene que afrontar el pack maldito de Sevilla y At. Madrid.

Al menos por mi parte, sigo teniendo fuerzas para ilusionarme a pesar de que este empate nos haya dejado un amargo sabor de boca, y merece también ser analizado desde una perspectiva crítica, sin incurrir en un catastrofismo que reconfortará los tímpanos de los más escépticos.

En una agradable noche de viernes, 20.605 espectadores hemos acudido a Anoeta. Una entrada discreta condicionada al falta de pedigrí del rival, y al factor de la televisión en abierto.

Imanol apostó por una alineación en la que introdujo algunas variables: Aritz Elustondo entraba en el centro de la defensa, el joven debutante Guevara ocupaba el lugar del sancionado Zubeldia, mientras que Sandro pasaba a ser el único delantero centro.

A destacar la suplencia de Rubén Pardo que ni tan siquiera en este contexto contó con minutos (la historia de Rubén se repite sistemáticamente con todos los entrenadores, y es evidente que su salida a corto plazo es necesaria) y el hecho de que Theo repitiera como titular a pesar de estar en el ojo del huracán mediático (Imanol mostró personalidad demostrando que del mismo modo que no es una marioneta del poder, tampoco está sometido a los deseos desenfrenados del pueblo, tomando las decisiones que él ve mejor para el equipo; y ciertamente hoy Theo fue de lo mejor de la Real).

Durante el calentamiento, me sorprendió la sorna que desde la grada Aitor Zabaleta se mostró cuando Sandro ensayaba sus disparos, aclamando sus goles y también alguno de sus característicos drops. El atacante canario se ha convertido en el nuevo Lee Chun Soo o Necati, con el apoyo máximo de la afición, pero embadurnado por un toque valleinclanesco, que gira hacia la burla.

La primera parte fue un monólogo de la Real desde el minuto 1 al 45, con una Real superior al Levante en todas las facetas del juego: intensidad, posesión, remate, y gol. 
Rulli y la defensa realista no tuvieron ni el más mínimo aprieto ante un Levante agazapado con una línea de cinco atrás.

Sandro en el minuto 5 y Januzaj en el 10, pudieron adelantar a una Real que se sentía cómoda.

En el minuto 26, una sensacional internada de Theo Hernández dentro del área desembocó en el pase de la muerte del lateral francés a Januzaj que remacha a las redes. Era el 1-0 que hacía justicia a lo que se veía en el césped.

Antes del descanso, la Real contó con más chances que no supo aprovechar.Todo parecía ir sobre ruedas, pero el marcador era exiguo y aún restaban 45 minutos por delante.

En la segunda mitad, las tornas se nivelaron un poco, ya que la Real acusó un desgaste físico que creo sinceramente que no fue bien interpretado por Imanol que sólo realizo un cambio durante todo el partido.

De todos modos, era la Real la que seguía generando más ocasiones de gol, como la que dispuso Sandro en el minuto 64, con un buen disparo que salió limando el poste. Poco después el canario fue sustituido por Bautista, recibiendo una ovación de gala por parte del respetable que valoró su sincero esfuerzo.

Mediada la segunda parte, el Levante pareció despertar en posiciones ofensivas. En un saque de esquina, Rulli demostró cuál sigue su talón de Aquiles, no blocando un balón que casi nos cuesta un gol.

No quiero dejar de mencionar un feo gesto del novel árbitro Cordero Vega, que cuando Rulli recuperó un balón, y no habían pasado más que unas décimas de segundo desde su recepción, señaló de forma chulesca el cronómetro (los instintos naturales de los trencillas dejan bien claro cuáles son sus colores futbolísticos).

Los minutos pasaban, y el descontrol provocaba ocasiones en ambas porterías como la que erró Bautista en el minuto 76, que tras hacer lo más difícil driblando al defensa del Levante, no atinó con el chut que se marchó fuera.

En el minuto 79, de nuevo en la estrategia la Real recibiría el aguijón que le quitó dos puntos. Córner a favor del Levante, sacado de forma rasa, hacia la posición de Mayoral que con un disparo raso bate a Gero Rulli. Era el 1-1.

A pesar de ese gol y de algunos murmullos en la grada, la Real se armó de valor y en los últimos 10 minutos, dispuso de ocasiones en las botas de Oyarzábal, Theo y Aritz sin que el gol llegase, aunque también el Levante tuvo su ocasión para el 1-2.

Y así llegamos al triste epílogo de un encuentro que pasó del confort al sufrimiento, y en el que la Real pago cara la máxima del fútbol de no saber aprovechar sus oportunidades.

Con 1 punto sobre los últimos 9, llegamos al parón por los compromisos de las selecciones, con la moral tocada porque el puente hacia Europa se ha llenado de piedras, aunque aún es posible cruzarlo.

Confiemos en que en estos 16 días que restan antes de viajar a Zorrilla, Willian José y Llorente acorten sus plazos de recuperación, y que podamos de este modo recuperar efectivos, para afrontar con más garantías la cuenta atrás con 10 partidos que marcarán el destino de la Real, hacia la transición o hacia la esperanza.

Ánimo equipo. Aupa Real !!!

Puntuación de los jugadores (de 0 a 10)
Rulli 4
Zaldua 4
Aritz Elustondo 5
Raúl Navas 4
Theo 6
Merino 3
Zurutuza 5
Guevara 6
Januzaj 7
Oyarzábal 4
Sandro 5
Bautista 5

Clasificación general tras 28 partidos de Liga y 4 de Copa. 
Oyarzábal 172
Zubeldia 156
Illarramendi 128
Zaldua 128
Diego Llorente 126
Willian José 126
Héctor Moreno 125
Zurutuza 126
Rulli 122
Theo 122
Januzaj 119
Mikel Merino 118
Aritz Elustondo 115
Juanmi 89
Rubén Pardo 74
Moyá 73
Raúl Navas 65
Sandro 65
Sangalli 54
Bautista 51
Le Normand 43
Muñoz 26
Gorosabel 22
Kevin 20
Sola 10
Guevara 6
Roberto López 4