El Lehendakari expresa su agradecimiento y firme apoyo a la Ertzaintza durante el acto de felicitación, condecoración y recuerdo a las y los agentes fallecidos en servicio

Euskadi

• Durante la ceremonia, se ha felicitado el trabajo de 36 agentes y se han otorgado 24 condecoraciones por actuaciones meritorias en el ámbito de la seguridad pública • Además, la familia de Iñigo Etxarri, el agente fallecido en el accidente del río Urumea, ha recogido la medalla al reconocimiento de la labor policial con distintivo rojo a título póstumo

Vitoria-Gasteiz, domingo 6 de junio de 2021

Arkaute

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha presidido este mediodía la ceremonia anual de entrega de condecoraciones y felicitaciones por la labor policial, así como de homenaje y recuerdo a las y los agentes de la Ertzaintza fallecidos en acto de servicio. Durante su intervención, ha mostrado su agradecimiento “por el trabajo policial imprescindible para velar por el cumplimiento de las medidas sanitarias durante la pandemia”, y ha dado su “firme apoyo” a la Ertzaintza por “acontecimientos puntales, pero inaceptables” que está sufriendo la Ertzaintza y que “recuerdan a tiempos anteriores”.

El acto, solemne, se ha celebrado en las instalaciones de la Academia Vasca de Policía y Emergencias, en Arkaute y ha contado con la presencia de Josu Erkoreka, Vicelehendakari y Consejero de Seguridad, Josu Zubiaga, Viceconsejero de Seguridad, Miren Goitia, Viceconsejera de Administración y Servicios, Andrés Zearreta, Director de la Academia de Policía Vasca y Emergencias, y Rodrigo Gartzia, Director de la Ertzaintza, y Josu Bujanda, Jefe de la Ertzaintza. Además de las autoridades, mandos y los y las agentes a los que se ha homenajeado, han participado sus compañeros y compañeras de la Ertzaintza, familiares, amistades y algunos seres queridos.

El objetivo de este acto anual, que el año pasado tuvo que suspenderse por la situación de pandemia, ha sido:

  • Felicitar a las y los 36 agentes que durante los dos últimos años han sido reconocidos por su buen trabajo.
  • Otorgar 24 condecoraciones de reconocimiento policial por haber realizado actuaciones meritorias en el ámbito de la seguridad, o por la labor efectuada en favor de la institución de la Ertzaintza. Son placas o medallas que se entregan en función del tipo de reconocimiento y que pueden llevar distintivo rojo, verde, blanco o azul.
  • Conceder, a título póstumo, la Medalla al reconocimiento a la labor policial con Distintivo Rojo al agente de la Ertzaintza Iñigo Etxarri Álvarez.

MEDALLAS Y CONDECORACIONES

Se han otorgado cuatro medallas, tres de ellas con distintivo rojo, a tres ertzainas heridos en atentados de ETA o por actuaciones meritorias contra la banda terrorista a finales del siglo pasado. El cuarto reconocimiento, con distintivo verde, ha recordado la actuación de un agente en 2001, que fue clave para la detención de un integrante de ETA, el cual había perpetrado varios atentados con coche bomba.

Otra acción destacada, con distintivo rojo, ha sido para una actuación ejemplar en el año 2010, en la que la intervención de un ertzaina permitió salvar la vida de su compañero cuando un agresor armado disparó a los agentes que atendían una llamada de auxilio.

Por otra parte, se han concedido varias condecoraciones relacionadas con actuaciones que han salvado vidas en accidentes de tráfico. Como ejemplos, la medalla con distintivo verde para un ertzaina que rescató a un conductor inconsciente y atrapado en un vehículo accidentado que había comenzado a arder, y, una medalla con distintivo rojo, para otro agente que presenció un fatal accidente en la A-8, en un tramo curvo, y puso en riesgo su integridad para señalizarlo y evitar una sucesión de más accidentes en la zona.

Otro capítulo ejemplar es el de los rescates y auxilio a personas en peligro. En este ámbito, se han otorgado dos medallas con distintivo blanco. Por una parte, a un ertzaina que en noviembre de 2019 evitó que una persona se quitara la vida en Ondarroa. El agente no dudó en trepar por una torreta de luz hasta 30 metros de altura para tranquilizar a la persona y conseguir que resultara ilesa. Y, por otra parte, otro distintivo blanco ha sido para un ertzaina que, en marzo del año 2020, rescató a una persona en el río en Hernani tras haber sufrido un accidente de coche. La víctima quedó medio sumergida en el agua agarrada a unas ramas y el agente se ató una cuerda a la cintura y nadó contracorriente hasta llegar y conseguir auxiliarla.

Además, dos agentes más se han visto reconocidos por su gran trabajo con una medalla con distintivo verde. Uno de ellos evitó un robo y ayudó a dos personas que estaban siendo amenazadas de muerte con un cuchillo. El ertzaina, que estaba fuera de servicio, intervino para reducir al agresor y detenerle por homicidio en grado de tentativa. En el segundo caso, el agente ayudó a una persona, con problemas psicológicos, que se había encerrado en su vivienda. El ertzaina cruzó de balcón a balcón, con riesgo de caer al vacío y logró acceder hasta la víctima.

También ha habido ciudadanos merecedores de un reconocimiento policial, con distintivo azul, como es el caso de una persona que en noviembre de 2018 trabajaba en una obra en Barakaldo cuando observó la huida de dos ladrones que habían robado a un vecino de avanzada edad. El trabajador salió en persecución y retuvo a uno de los autores hasta que llegaron la Ertzaintza y la Policía Local al lugar. Otras dos personas han merecido esta misma distinción, por evitar una agresión sexual a una mujer en el año 2019 en un puente del río Kadagua. Al oír gritar a la víctima, los ciudadanos salieron de su coche para auxiliarla y llamaron a la Ertzaintza.

De igual manera, se han concedido otras cuatro condecoraciones, con distintivo blanco, a otros tantos agentes por su dedicación e iniciativas llevadas a cabo en el seno de la Ertzaintza: uno de los agentes ha recibido este distintivo por su labor de asesoramiento cualificado en materia de armamento y otros materiales de dotación policial adecuados para las diversas unidades de la Ertzaintza.

Una segunda distinción ha sido otorgada al intenso trabajo de un ertzaina que, en seis meses, consiguió localizar veinte vehículos sustraídos. Además de poder ser devueltos a sus propietarios, investigó que algunos de los coches fueron utilizados en varios robos y contribuyó a su esclarecimiento. Este trabajo lo hizo estando de servicio, pero también en sus horas libres, lo cual demostró su gran implicación personal hasta la resolución de los casos.

La tercera medalla blanca ha correspondido a un ertzaina que, en 2018, se implicó de manera personal en un complicado operativo antidroga contra una red perseguida conjuntamente por la Ertzaintza y la Policía Foral de Navarra y en colaboración con el Juzgado de Estella. 

El cuarto agente galardonado ha realizado un trabajo de investigación histórica sobre el origen y desarrollo de los cuerpos policiales de Euskadi. Lo ha hecho voluntariamente y fuera de su horario laboral, publicando investigaciones y libros de referencia como “Miñones de Vizcaya. Policías forales del Señorío” o “Los últimos miqueletes de Guipúzcoa”. 

RECONOCIDA LA COLABORACIÓN Y COORDINACIÓN ENTRE POLICÍAS

El acto ha comenzado con la entrega de una Placa Honorífica para la Policía Local de Irun por la constante colaboración de este cuerpo policial con la Ertzaintza en una ciudad de especial relevancia fronteriza como Irun. La singularidad de su situación geográfica hace que el trabajo conjunto entre policías sea fundamental para garantizar la seguridad pública e individual de las personas. Entre sus actuaciones, destaca el reto de la cumbre del G-7, celebrado en Biarritz en 2019, donde Irun acogió decenas de actividades alternativas y todas ellas se celebraron en condiciones de plena seguridad.

En este sentido, cabe destacar, la medalla al Comisario Jefe de la Policía Foral de Navarra, Torcuato Muñoz Serrano, que reconoce su impronta personal para el éxito de la cooperación y colaboración entre la Ertzaintza y la Policía Foral de Navarra. Este trabajo conjunto, el intercambio de información entre ambos cuerpos policiales, redunda cada día en un mejor servicio público de Protección Ciudadana, Tráfico y Seguridad Vial para las y los ciudadanos de ambas autonomías.

También se ha concedido la medalla al reconocimiento de la labor policial, con distintivo azul, a Asier Erkoreka Arruza, Oficial Jefe de la Policía Local de Mungia y Presidente de la Asociación de Jefas y Jefes de la Policía Local de Euskadi. Se ha tenido en cuenta su ejemplo de contribución a la coordinación de las policías de Euskadi, y la elaboración y desarrollo de planes de acción conjuntos en materia de seguridad de eventos, programas preventivos, investigación de delitos estratégicos y resolución de problemas.

Por otra parte, la medalla al integrante de la Policía Judiciaria de Portugal, Fernando Viegas, reconoce su contribución a la participación de la Ertzaintza en importantes foros de trabajo, tanto a nivel nacional como internacional, por ejemplo, para incluir a la Ertzaintza en la formación para la beca de intercambio universitario Erasmus o para que la celebración del “Congreso de Especialistas Europeos en la Escena del Crimen” tuviera lugar en Bilbao, teniendo a la Ertzaintza como anfitrión.

El Departamento de Seguridad ha querido reconocer, así mismo, a Tomás Del Hierro Gurrutxaga, su implicación en mejorar la colaboración entre la Ertzaintza y la Policía Local de Bilbao, lo que ha permitido contar con un “Centro de Mando y Control” conjunto, y una plataforma con los datos delincuenciales integrados, que repercute en una mejor protección a la ciudadanía.

FELICITACIONES Y RECUERDO A ERTZAINAS FALLECIDOS Y FALLECIDAS

Además, en la ceremonia se ha hecho lectura pública de los nombres de las y los agentes de la Ertzaintza que durante el último año han protagonizado actos de especial relevancia en el servicio, actuaciones que merecen figurar entre las anotaciones de sus respectivos expedientes personales. En total, este año han sido 36 las personas mencionadas en el acto.  

Finalmente, se ha recordado la memoria de quienes han fallecido en acto de servicio. Especialmente emotivo ha sido el homenaje al agente Iñigo Etxarri, fallecido en aguas del Urumea. Un compañero y una compañera han realizado una ofrenda ante el monolito que recuerda las y los agentes fallecidos. El Lehendakari y el Vicelehendakari han depositado sendas txapelas rojas para, a continuación, dar paso a un minuto de silencio y al aurresku de honor.