El juzgado de Vitoria, considera parcialmente el recurso de la Ertzaintza, por no haber el mercado kits de protección para el Covid-19

Euskadi
El juzgado había ordenado dotar en 24 horas de determinados equipos de protección a los agentes
El Juzgado estima parcialmente el recurso del Gobierno Vasco contra las medidas cautelares relativas a los equipos de protección de los agentes de la Ertzaintza frente al Covid-19
El juzgado de lo social nº 1 de Vitoria-Gasteiz ha rectificado por auto de 6 de abril de 2020 las medidas cautelares por las que obligaba al Departamento de Seguridad a dotas con carácter de urgencia en 24 horas equipos de protección personal al personal de la Ertzaintza. El auto estima parcialmente el recurso de reposición presentado por el Gobierno Vasco.
El pasado 30 de marzo el Juzgado de lo Social nº 3 de Vitoria-Gasteiz ordenó como medida cautelar instada por el sindicato EUSPEL que en el plazo de 24 horas y con carácter urgente se dotase a los agentes de la Ertzaintza de determinados equipos de protección personal frente al riesgo de contagio por coronavirus.

Dicha medida fue adoptada antes de conocer el juez las medidas de protección que se habían adoptado por el Departamento de Seguridad. En el recurso de reposición presentado contra dichas medidas cautelares se informaba al juzgado de la realidad de las medidas adoptadas, de los equipos de protección individual suministrados, de los operativos de limpieza previstos y del esfuerzo que para ello se estaba realizando con las restricciones del mercado existentes.

Atendiendo al recurso del Gobierno Vasco el juez reconsidera su anterior pronunciamiento, ya que el deber de protección preventiva empresarial está condicionado a lo que es razonable y factible pues a nadie se nos escapa que si no existen medios y el empleador ha destilado un esfuerzo aceptable por obtenerlos sería ilusorio (y de imposible materialización) la exigencia jurídica de que lo haga con carácter inmediato o urgentísimo, asistiríamos a una declaración de derecho baldía.  En este caso pone de manifiesto las notorias circunstancias del mercado existentes sobre la escasez de material y su paulatina e insuficiente llegada, la voraz especulación e incluso por comportamientos desleales entre Estados soberanos que hace aún más dificultosa la provisión. Por ello, entiende, no resulta razonable o proporcionado establecer un plazo perentorio ante una situación de escasez semejante, sino que se deberá disponer de las medidas en el menor tiempo posible y siempre que sea posible, tal y como proponía la Administración.

Por el contrario, a la vista de la información presentada por el Departamento de Seguridad con el recurso de reposición, el juzgado pondera la diligencia de dicho Departamento en las instrucciones y directrices encaminadas a la protección de los agentes de la Ertzaintza. Igualmente resalta el que se hayan establecido labores y turnos de limpieza para garantizar la desinfección. Y especialmente subraya la entrega de material de protección, además de la preparación de otro lote para su inmediata puesta a disposición y la previsión de otro suministro.
Este auto se une a los tres autos dictados, este mismo miércoles, por la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional que rechazan, con argumentos similares, ordenar cautelarmente al Ministerio del Interior la entrega inmediata de equipos de protección individual y test de detección  de la enfermedad.