El grupo socialista de Hondarribia valora positivamente los acuerdos alcanzados al inicio del confinamiento

Euskadi

El grupo socialista valora positivamente los acuerdos alcanzados al inicio del confinamiento, estableciendo las líneas de actuación que permitiesen una respuesta inmediata a las consecuencias de Covid. (Confinamiento, cierre de negocios, Ertes, la administración cerrada al público, etc…). Entonces se aprobaron una serie de partidas por valor de 2.400.000 euros.

No podemos caer en la complacencia de analizar la gestión en materia de ayudas. En la situación que estamos atravesando, no es fácil analizar nuestros recursos. 

Analicemos las partidas de 2020 destinadas a las familias para los pagos de alquileres, ayuda energética, aes, ayudas a familias…para ver la deficiencia de su ejecución. Teniendo en cuenta que la suma de todos los conceptos es de 985.243 euros, se han comprometido 300.000 euros. Lo que supone un escaso 32%.

De las ayudas a las empresas por medio de Itxeki, se presupuestó una partida de 1.115.000 euros y se han comprometido 237.231 euros. Es decir, apenas un 21%.

Para los bonos al consumo se reservó una partida de 300.000 euros. A pesar del consenso, el Gobierno municipal no fue capaz de sacar los bonos directamente y ha sido bajo el paraguas de la Consejería de Comercio y Turismo del Gobierno Vasco, como se han sacado los bonos. 

En materia de seguridad, a pesar de la plantilla reducida, la policía municipal ha realizado una buena labor. Lo mismo que los trabajadores municipales de otras áreas. Sin embargo la atención a los ciudadanos está siendo muy limitada al encontrase, prácticamente, todo el ayuntamiento cerrado.

En lo que afecta al Plan General, hay tres sentencias del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que anulan el PGOU. Esto genera una importante seguridad jurídica. El Ayuntamiento ha recurrido la sentencia, al igual que un grupo inversor inmobiliario, que defiende la tesis del Ayuntamiento.

En lo que se refiere a las declaraciones de Txomin Sagarzazu acerca de los proyectos de vivienda pública en Presa I y Presa II, lamentamos que a estas alturas no estén cerrados los acuerdos entre el Gobierno Vasco y el consistorio para la construcción de las dos promociones (90 y 34 viviendas). Las dos plantas de parking previstas son una oportunidad a los problemas de estacionamiento. A la entrada del pueblo, cerca del centro. En lugar de estar buscando la complicidad del Gobierno Vasco, Txomin Sagarzazu alega que su interlocutor no ha cumplido el convenio, pero no explica las razones. Se esconde así la incapacidad del Equipo de Gobierno para afrontar la política de vivienda pública.

El Ayuntamiento tiene que estar al servicio de los ciudadanos, buscando soluciones pasa salir adelante. En la recta final, necesitamos confianza y solidaridad. Hay que poner en valor las fortalezas y actuar. Es importante ver nuestras carencias para que la aplicación del presupuesto 2021 sea más efectiva.