El Grupo Social ONCE garantiza la inversión social y el empleo en Euskadi gracias a un 2019 muy positivo, que permite ahora afrontar los efectos de la pandemia

Euskadi

A pesar de los efectos de la Covid-19

La venta de loterías de la ONCE creció un 4,4% en 2019 y la facturación de las empresas sociales agrupadas con la marca Ilunion mejoró un 5,8% en todo el estado

El Grupo Social ONCE impulsó 22 empleos para personas con discapacidad cada día en los últimos 10 años e invirtió más de 200 millones en acción social anual

Bilbao, 7 de agosto de 2020 (ONCE). – El Grupo Social ONCE garantiza su inversión social destinada a personas ciegas o con discapacidad y el mantenimiento del empleo, apoyado en el positivo comportamiento del ejercicio 2019, lo que ahora permite afrontar con menor riesgo los efectos de la pandemia para las personas que más lo necesitan en Euskadi.

Esta es la principal conclusión del Informe de Valor Compartido del Grupo Social ONCE 2019 (ONCE+Fundación ONCE+Ilunion), en el que su presidente, Miguel Carballeda, destaca la “capacidad de ser capaces” de los hombres y mujeres de la Organización para superar realidades adversas “unidos, trabajando, sumando y siendo solidarios con la ciudadanía, sobre todo con quienes más lo necesitan, gracias al apoyo continuo de la sociedad española, que nos ha permitido permanecer aquí desde hace ya 82 años”.

Y subraya cómo el Grupo Social ONCE ha llegado hasta las 72.000 personas ciegas afiliadas para cubrir situaciones de dificultad (especialmente 14.000 mayores que viven solos). En La Comunidad Autónoma Vasca contamos con 3.379 personas ciegas a las que hemos llegado y, especialmente a las 576 mayores de 55 años, que viven solas.

Se ha facilitado cobertura a 7.500 estudiantes (158 en la CAV) que han finalizado con éxito el curso y casi 100 han superado la EBAU (3 en Euskadi); se ha intensificado el voluntariado desde Fundación ONCE para cubrir necesidades de personas con muchas dificultades de movilidad; y se han prestado los hoteles Ilunion para sanitarios y enfermos, o acelerado las lavanderías industriales, también de Ilunion, como la ubicada en Lemoa (Bizkaia), para cubrir la demanda de la pandemia.

Con un aumento destacado en el número de voluntarios (externos e internos), el Grupo Social ONCE pudo cubrir las necesidades más destacadas y, conjuntamente con sus equipos, realizó más de 273.000 llamadas telefónicas que, unidas a la atención online, lograron dar cobertura a las personas ciegas o con otra discapacidad con mayores necesidades. 

22 empleos creados cada día 

El Grupo Social ONCE logró en 2019 arrancar de la inactividad a un total de 11.340 personas, de las que 10.784 tienen discapacidad y 4.918 son mujeres. Y, además, se realizaron 935 contratos indefinidos para agentes vendedores de la ONCE, todos ellos personas con discapacidad. En total, en Euskadi el Grupo Social ONCE generó empleo el año pasado para 411 trabajadores y trabajadoras. La ONCE en Euskadi contrató a 110 agentes vendedores y llevó a cabo un total de 23 contratos indefinidos, de los cuales 17 correspondieron a agentes vendedores.

Al cierre de 2019, el Grupo Social ONCE contaba con 72.693 trabajadores, de los que un 58% tienen discapacidad y un 42% son mujeres, el cuarto mayor empleador estatal no público y, en personas con discapacidad, el primero en el estado y en el mundo, tras crecer un 3,6% en empleo.

Además, el Grupo Social ONCE impulsó en la década 2009-2019, con la colaboración de otras empresas y organizaciones, un total de 78.903 puestos de trabajo para quienes lo tienen más difícil, a un ritmo de 22 empleos diarios para personas con discapacidad en los últimos 10 años.  En Euskadi se impulsaron un total de 9.031 empleos en este periodo.

Lotería responsable, corazón solidario

El delegado territorial de la ONCE en el País Vasco, Juan Carlos Andueza, y el presidente del Consejo Territorial, Rafael Ledesma, destacaron durante la presentación del informe que todo ello ha sido posible gracias al modelo de gestión de juego responsable, con unos ingresos por venta de productos de lotería que ascienden a 2.255,3 millones de euros, un 4,4% más que en 2018. En Euskadi estos ingresos en 2019 ascendieron a 50,3 millones de euros. Por otra parte, la facturación de las empresas sociales agrupadas en Ilunion se incrementó globalmente en un 5,8%, hasta los 978,8 millones, lo que permite afrontar el difícil 2020 con menor riesgo.

De los ingresos procedentes de la venta de loterías, marcados por un sistema de gestión seguro y responsable para los clientes, el 54% se destina directamente a premios (unos 1.218 millones); el 33,6% a salarios y gastos de gestión (unos 758 millones); un 10,1% a inversión social directa (227,5 millones); y un 2,32% a otros gastos. 

Estos importes, más las inversiones que se realizan desde todo el Grupo Social ONCE, suponen destinar en 2019 un total de 265,1 millones de euros directos a inversión social dirigida a personas ciegas o con otras discapacidades, algo que se pretende mantener en el presente ejercicio.

Por áreas, desde ONCE se acogió a 3.202 personas que perdieron la vista en 2019, a quienes se facilitó una atención diseñada a su medida. En Euskadi concretamente, a 155; y se entregaron 131 perros guía sin coste para personas ciegas. El censo actual de perros guía en activo en la CAV asciende a 36 ejemplares.

Fundación ONCE aprobó en 2019 un total de 2.116 proyectos de formación, accesibilidad y empleo para personas con discapacidad, de los que 37 tuvieron como destino Euskadi y distribuido como lluvia fina más de 104 millones de euros para hacerlo posible entre más de 900 entidades y organizaciones sociales repartidas por todo el territorio, 18 en la CAV.

Por su parte Ilunion, el grupo de empresas sociales del Grupo Social ONCE, cerró 2019 con 492 centros y casi 38.000 trabajadores y trabajadoras, un 40,5% personas con discapacidad. En el caso de Euskadi contamos con 19 centros de trabajo, de los cuales 7 son Centros Especiales de Empleo. Durante 2019, Ilunion realizó una inversión global de 63,8 millones de euros para seguir creciendo, -de los cuales 3 millones corresponden a la inversión llevada a cabo en la CAV-, y cerrar su primer quinquenio con la actual marca como líderes de la economía social.

Atención a 1.760 mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género

Globalmente, se impartieron más de 500.000 horas de formación, palanca de inclusión de las personas con discapacidad; se firmaron más de 41 convenios con universidades; varios centenares de becas “Oportunidad al Talento”, “Unidiversidad” y otras.

Y, además, se apoyó directamente a 1.760 mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género, con más de 600 cursos de orientación laboral y generación de empleo para 148 de ellas.

El Grupo Social ONCE vinculó gran parte de su actividad a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDGS) de las Naciones Unidas, especialmente con la inclusión educativa, la igualdad de género, la reducción de las desigualdades y las ciudades y comunidades sostenibles