El escándalo de Estado en España por la acogida del denominado Brahim Ghali llega al Parlamento Europeo

Internacional

El escándalo de Estado en España vinculado a la acogida del jefe de los separatistas, el denominado Brahim Ghali, buscado por crímenes de guerra y graves violaciones de los derechos humanos, suscitó una primera reacción de condena y rechazo en el Parlamento Europeo.

El eurodiputado Attila Ara-Kovacs se ha pronunciado en contra de la actitud de España de acoger en su territorio a un criminal notorio.

‘’Como ciudadano europeo, me pregunto cómo puede permitir el Gobierno español que un criminal notorio (B. Ghali, Polisario) entre en Europa?’’, se preguntó el eurodiputado en su cuenta de Twitter.

En su opinión, la cooperación entre polisario, Argelia y España en este asunto es «inaceptable desde el punto de vista de la seguridad’’ y «contraria a los valores europeos’’.

La acogida por parte de España del jefe de los separatistas bajo una identidad falsa y con documentos falsificados en coordinación con el Estado argelino ha suscitado conmoción y condena en todo el mundo.

El país ibérico está acusado de ayudar a un criminal de guerra a escapar de la justicia.

Varios militantes saharauis de los derechos humanos habían presentado ante la justicia española una denuncia contra el líder de los separatistas por crímenes contra la humanidad, genocidio, tortura, desaparición forzada y violación.

En 2008, las autoridades españolas había emitido una orden de detención contra él. En 2013, había sido acusado por la justicia española.