El director general ha comparecido en la Comisión de Interior para mostrar las próximas líneas de trabajo de la Policía Nacional

España

la sociedad a la que sirve al tener un perfil urbano, moderno, internacional, flexible, con capacidad de adaptación, eficaz e igualitario y con una gran vocación de servicio a los españoles”

Las líneas de trabajo de la Policía Nacional para la próxima legislatura vendrán recogidas en el nuevo Plan Estratégico, que extenderá su vigencia hasta 2024, y se enmarcan en cuatro grandes ejes transversales: Formación, Transformación Digital, Internacionalización e Igualdad

Uno de los principales objetivos es conseguir la excelencia en la formación, especialmente en las nuevas tecnologías y en las capacidades idiomáticas, por lo que se creará el Centro Universitario de la Policía Nacional que, con un presupuesto de 4 millones de euros, potenciará el nivel universitario de los agentes § El director de la Policía ha incidido en la recuperación de efectivos que ha tenido lugar en los dos últimos años, con el incremento de 3.425 agentes, así como las mejoras retributivas y en seguridad laboral

El director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras, ha comparecido en la mañana de hoy en la Comisión de Interior para mostrar las próximas líneas de trabajo de la Policía Nacional. En su intervención ha indicado los cuatro grandes ejes, de carácter transversal, que van a determinar tanto los objetivos a conseguir como la forma de alcanzarlos.

La mejora de la Formación de los agentes es el reto más importante que tiene ante sí la Policía Nacional, además del impulso a la Transformación Digital que es clave para la eficacia policial en el presente y en el futuro. Por otro lado la Internacionalización, a fin de dar el impulso adecuado a la cooperación policial en la lucha contra el crimen organizado en un mundo globalizado y, finalmente, la Igualdad para impregnar la actividad de la Policía Nacional como institución de seguridad líder en nuestro país en la incorporación y presencia de la mujer en sus filas.

Más policías, mejor retribuidos y más seguros

Atendiendo a estos cuatro ejes fundamentales, y en el marco del futuro Plan Estratégico que extenderá su vigencia hasta 2024, la Policía Nacional ha desarrollado diferentes líneas de trabajo para la próxima legislatura. Uno de los principales objetivos es aumentar la plantilla policial y recuperar los más de 7.700 efectivos que se perdieron entre los años 2012 y 2018. En los dos últimos años ya se ha revertido esa tendencia y se han incorporado 3.425 agentes más lo que conlleva que, actualmente, la plantilla asciende a casi 70.000 efectivos.

En relación a lo anterior, el director de la Policía ha destacado la mejora retributiva de los agentes, al consolidar los tres tramos del Acuerdo de Equiparación Salarial, y la inversión en materia de prevención de riesgos laborales para garantizar la seguridad y salud de los policías. Especialmente ha mencionado el Plan de Actuación frente al COVID-19, de carácter dinámico para adaptarse al escenario cambiante de la pandemia, y cuya ejecución ha permitido dotar a los agentes de más de 9,6 millones de mascarillas, más de 8,8 millones de guantes o más de 210.000 unidades de gel hidroalcohólico, además de realizar decenas de miles de test rápidos a los policías.

En relación a la seguridad y salud laboral, Francisco Pardo ha detallado las medidas puestas en marcha para la prevención de los suicidios, entre las que ha destacado la realización de unos 18.000 reconocimientos para detección precoz de patologías psiquiátricas o la realización de cursos de gestión del estrés. Todo ello enmarcado en el Plan de Promoción de la Salud Mental y Prevención de la Conducta Suicida, recientemente aprobado.

Centro Universitario de la Policía Nacional

La excelencia en la formación es otro de los objetivos fundamentales. La Policía Nacional va a crear el nuevo Centro Universitario, que en 2021 contará con un presupuesto de 4 millones de euros y que potenciará el nivel universitario de los agentes, priorizando la formación en las nuevas tecnologías y en las capacidades idiomáticas e impartiendo estudios universitarios en el marco del Sistema Educativo Español.

Transformación digital

La Policía Nacional considera que la transformación digital es fundamental para poder dar una respuesta adecuada a los nuevos desafíos de la sociedad globalizada en que vivimos. La ciberseguridad, la ciberinteligencia y la lucha contra la ciberdelincuencia van a constituir una prioridad estratégica y, para ello, se ha incorporado a la estructura de la Dirección General de la Policía la nueva División de Operaciones y Transformación Digital con la función de planificación estratégica en esa materia.

La transformación digital afecta principalmente desde un punto de vista operativo, ante la necesidad de adecuarse a los nuevos delitos y crear novedosos procedimientos de actuación ante las nuevas amenazas.

Internacionalización

La potenciación de la cooperación policial internacional es otro de los ejes estratégicos de carácter transversal. La Policía Nacional ha marcado cuatro objetivos para el futuro inmediato, entre los que destaca la consolidación y optimización de las relaciones de cooperación bilateral y multilateral con países de todo el mundo, o impulsar un desarrollo tecnológico y estructural para optimizar el tratamiento de la información. En esa línea se desarrollará un Centro Nacional de Comunicaciones Internacionales que funcionará como ventanilla única para dar respuesta a las demandas de información en materia de cooperación policial internacional.

Igualdad

Pardo Piqueras también ha destacado que la igualdad y los derechos humanos constituyen una importante línea estratégica de trabajo dentro de la Policía Nacional, en consonancia con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Con este fin se ha creado la Oficina Nacional para la Igualdad de Género y la Oficina Nacional de Derechos Humanos, siendo la elaboración del Plan de Igualdad de la Policía Nacional uno de los próximos objetivos.

En ese sentido ha recordado que la Policía Nacional es la “punta de lanza en materia de igualdad en el ámbito de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado“, recordando que el pasado año se celebró el 40 Aniversario de incorporación de la mujer a la Policía. Actualmente un 15,5 % de la plantilla policial son mujeres, destacando que el 30% de los alumnos de la escala básica y el 40% en la escala ejecutiva que están formándose en la Escuela Nacional de Ávila son mujeres.