El Departamento de Seguridad rebaja a aviso amarillo la alerta naranja por nieve a partir de los 800 metros de altitud y mantiene activadas las alertas naranjas por precipitaciones persistentes en la vertiente cantábrica y las de navegación e impacto en costa

Euskadi

Lo más significativo de este episodio será las abundantes precipitaciones

El Departamento de Seguridad ha rebajado a aviso amarillo la alerta naranja por nieve a partir de los 800 metros de altitud, debido a un ligero ascenso de las temperaturas pronosticadas, si bien mantiene activadas las alertas naranjas por lluvias persistentes para la vertiente cantábrica (entre las 00:00 horas de mañana miércoles, 23 de enero, hasta las 06:00 horas de pasado mañana jueves, 24), y las de navegación (a lo largo de toda la jornada de mañana miércoles), e impacto en costa (desde las 04:00 a las 07:00 y desde las 17:00 a las 20:00 horas de mañana miércoles).

Martes, 22 de enero

Los pronósticos de la Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet indican que el frente frío activo que nos está afectando desde el mediodía ya ha comenzado a dejar precipitaciones muy abundantes y persistentes que se generalizarán por la tarde, especialmente en la vertiente cantábrica. La cota de nieve se situará en torno a los 800-900 metros, si bien en zonas de Álava, sobre todo en el este, y en los valles interiores del este de Gipuzkoa, la cota podría situarse más baja, en torno a los 500-800 metros

Miércoles, 23 de enero

Mañana, miércoles 23, será un día muy desapacible ya que se producirán precipitaciones abundantes, generalizadas y persistentes durante toda la jornada, siendo probable que se acumulen más de 80 l/m2 en 24 horas en la vertiente cantábrica.

En el caso de la Llanada alavesa, la precipitación acumulada puede situarse en torno a los 30-50 l/m2. Además, el viento del noroeste será muy intenso, especialmente durante la primera mitad de la jornada, con rachas que pueden superar los 100 km/h en zonas expuestas y rondar los 80 km/h en zonas no expuestas.

Al mismo tiempo, la cota de nieve podría situarse, de madrugada y primeras horas, en torno a los 800-900 metros en general, aunque en zonas del este de Álava, y en los valles interiores de Gipuzkoa, podría situarse más baja debido a la persistencia de las precipitaciones y a la orografía, en torno a los 500-800 metros. Durante las horas centrales subirá muy probablemente por encima de los 1000 metros, siendo posible que vuelva a descender al final del día y situarse en torno a los 700-900 metros.

Jueves, 24 de enero

El jueves, día 24, continuarán las precipitaciones abundantes durante la madrugada y primeras horas, si bien la tendencia será a que vayan remitiendo durante la segunda mitad del día. La cota de nieve podría situarse en torno a los 500-800 metros.

Estado de la mar

El estado de la mar puede empeorar de forma muy significativa durante la jornada de mañana día 23, con viento muy intenso del noroeste y olas que podrían superar los 5 metros. Además, debido a que las mareas serán vivas, el impacto en costa también puede ser relevante en las dos pleamares.

Nota: Se recomienda seguir las actualizaciones de los pronósticos y de los avisos a través de Euskalmet ( http://www.euskalmet.euskadi.eus) y Twitter (@Euskalmet).

Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología (DAEM) Recomendaciones

No estacione vehículos a orillas de los ríos para evitar ser sorprendido por una crecida del agua o por una riada.
Retire los vehículos de las zonas en las que se puedan producir balsas, así como de garajes susceptibles de inundarse.
A la hora de circular tenga precaución con las balsas y la acumulación de agua en carretera.
Evite los desplazamientos en coche en cotas altas.
Si tiene que viajar circule, preferentemente, por carreteras principales y autopistas y si se tienen problemas de visibilidad, estacione el vehículo en un lugar seguro.
Evite las salidas al monte y excursiones al aire libre.
Manténgase permanentemente informado a través de la radio o de otros medios de comunicación sobre las predicciones meteorológicas y el estado de la situación.
Evite el baño en playas..
Aléjese de donde rompan las olas (rocas, espigones, muelles)
No se acerque a paseos marítimos, espigones o acantilados. La fuerza del agua le puede arrastrar.
Circule con precaución por carreteras cercanas a la línea de costa.
Si va a bucear, suspenda la actividad.
Evite la utilización de embarcaciones y revise sus amarras. No practique deportes acuáticos en ningún caso.
En caso de emergencia, llame al 112