El Departamento de Seguridad activa para el miércoles, día 23, las alertas naranjas por precipitaciones persistentes para la vertiente cantábrica y por navegación, impacto en costa y nieve a partir de los 800 metros de altitud

Uncategorized

El Departamento de Seguridad ha activado para el próximo miércoles, 23 de enero, las alertas naranjas por precipitaciones persistentes para la vertiente cantábrica (Bizkaia, Gipuzkoa y norte de Álava), así como las alertas por navegación, impacto en costa y nieve a partir de los 800 metros de altitud.
Las alertas naranjas por precipitaciones persistentes, navegación y nieve a partir de los 800 metros se activarán entre las 00:00 y las 24:00 horas del miércoles, mientras que la alerta por impacto en costa discurrirá entre las 04:00 y las 07:00 horas de la misma jornada.

Según Euskalmet, esta semana será totalmente invernal. De hecho, el temporal previsto podría ser severo, con muchos parámetros adversos (nieve, precipitación, viento, estado del mar y rebases en costa), si bien hay que tener en cuenta que las variaciones que presentan los principales modelos están siendo elevadas, lo que significa que el escenario descrito podría variar sustancialmente, sobre todo en lo que se refiere a la cota de nieve, aspecto en el que la incertidumbre es alta.

Martes, 22 de enero

A lo largo de la jornada de mañana, martes, llegará un frente frío activo en torno al mediodía que comenzará a dejar precipitaciones que se generalizarán por la tarde y serán muy abundantes y persistentes, especialmente en la vertiente cantábrica.

La cota de nieve se situará en torno a los 800-900 metros, aunque es posible que con la llegada del frente la cota descienda puntualmente de madrugada hasta los 500-800 metros, sobre todo en los valles interiores del este. Otro factor destacable es que durante la segunda mitad del día el viento del noroeste se intensificará con rachas muy fuertes, pudiendo superar los 80-100 km/h en zonas expuestas sobre todo del litoral.

Miércoles, 23 de enero

El miércoles será un día desapacible, con precipitaciones muy abundantes, generalizadas y persistentes durante toda la jornada. Es muy posible que se acumulen más de 60 l/m2 en 24 horas en la vertiente cantábrica sin descartar que lleguen a alcanzarse más de 80 l/m2.

En la Llanada alavesa la precipitación acumulada podría situarse en torno a los 30-50 l/m2 durante este episodio. El viento del noroeste será muy intenso, especialmente durante la primera mitad del día, con rachas que superarían los 100 km/h en zonas expuestas y los 80 km/h en zonas no expuestas. Si bien persiste la incertidumbre en lo que se refiere a la cota de nieve, lo más probable es que esta se sitúe en torno a los 900-1200 metros durante la primera mitad del día, siendo posible que descienda a los 500-800 metros durante la segunda mitad de la jornada, por lo que se está realizando el correspondiente seguimiento.

Estado de la mar

El estado de la mar también empeorará de forma muy significativa a partir de mañana martes, día 22, hasta el miércoles, día 23, con viento muy intenso del noroeste y olas que podrían superar los 5 metros. Además, debido a que las mareas serán vivas, el impacto en costa también puede ser relevante, en las pleamares durante el miércoles día 23, especialmente en la de la madrugada.

Nota: Se recomienda seguir las actualizaciones de los pronósticos y avisos a través de la página web de Euskalmet (http://www.euskalmet.eus) y de la cuenta Twitter (@Euskalmet).

Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología (DAEM) Recomendaciones

No estacione vehículos a orillas de los ríos para evitar ser sorprendido por una crecida del agua o por una riada.
Retire los vehículos de las zonas en las que se puedan producir balsas, así como de garajes susceptibles de inundarse.
Evite los desplazamientos en coche en cotas altas.
Si tiene que viajar circule, preferentemente, por carreteras principales y autopistas y si se tienen problemas de visibilidad, estacione el vehículo en un lugar seguro.
Evite las salidas al monte y excursiones al aire libre.
Manténgase permanentemente informado a través de la radio o de otros medios de comunicación sobre las predicciones meteorológicas y el estado de la situación.


Evite el baño en playas..
Aléjese de donde rompan las olas (rocas, espigones, muelles)
No se acerque a paseos marítimos, espigones o acantilados. La fuerza del agua le puede arrastrar.
Circule con precaución por carreteras cercanas a la línea de costa.
Si va a bucear, suspenda la actividad.
Evite la utilización de embarcaciones y revise sus amarras. No practique deportes acuáticos en ningún caso.
En caso de emergencia, llame al 112