El CGPJ y la Fiscalía acuerdan impulsar el uso de nuevas herramientas en la solución de conflictos para ofrecer una respuesta ágil y eficaz a los ciudadanos

España
  • La justicia restaurativa y los métodos adecuados de solución de conflictos centran el convenio firmado por el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, y la fiscal general del Estado, Dolores Delgado

Madrid-

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, y la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, han firmado un convenio de colaboración con el que ambas instituciones se comprometen a trabajar en la difusión, impulso, implantación y desarrollo de los métodos adecuados de solución de conflictos y de justicia restaurativa. La firma de este acuerdo refuerza la cooperación que ambas instituciones vienen manteniendo en esta materia desde 2016 y permite adecuarla a la normativa vigente.

Con este acuerdo, la Carrera Judicial y la Carrera Fiscal -dos colectivos fundamentales en el sistema de justicia- tratan de optimizar los recursos de que dispone la Administración de Justicia con la finalidad de ofrecer una respuesta ágil y eficaz a los ciudadanos, especialmente a los colectivos que se encuentran en situaciones de mayor vulnerabilidad, cada vez más frecuentes como consecuencia de crisis económicas y sociales.

Cambio de “paradigma”

De acuerdo con la normativa europea, órgano de gobierno de los jueces y Ministerio Público pretenden promover un cambio de “paradigma” que permita incluir los métodos de resolución amistosa de los conflictos en todos los órdenes jurisdiccionales e incorporar al sistema de justicia, sobre todo penal, los principios, valores y herramientas de la justicia restaurativa.

Para ello, mediante la firma del convenio ambas partes se comprometen a crear mecanismos de colaboración entre las dos instituciones y a diseñar proyectos comunes, una acción coordinada con la que se pretende implantar y desarrollar de forma adecuada estos mecanismos y darlos a conocer entre la ciudadanía.

También se comprometen a desarrollar conjuntamente actividades, cursos, seminarios e investigaciones relacionadas con los métodos adecuados de resolución de conflictos y la justicia restaurativa, dirigidos tanto a profesionales como a la sociedad civil. Se considera también esencial la formación conjunta de jueces y fiscales en la materia.