El BM felicita a Marruecos por su estrategia proactiva para mitigar los efectos de la crisis

Internacional

El presidente del Grupo del Banco Mundial (BM), David Malpass, felicitó, el viernes, a Marruecos por su estrategia proactiva y anticipatoria para mitigar los efectos de la crisis sanitaria.

Durante una reunión virtual mantenida con el ministro de Economía, Finanzas y Reforma de la Administración, Mohamed Benchaaboun, al margen de las reuniones de primavera del BM y del Fondo Monetario Internacional (FMI) celebradas del 9 al 11 de abril, Malpass subrayó también la disposición del Banco a reforzar su apoyo a los esfuerzos de desarrollo económico y social del Reino, indica un comunicado del Ministerio de Economía, Finanzas y Reforma de la Administración.

El jefe de la institución internacional, quien se expresaba en esta reunión a la que asistió también el gobernador de Bank Al Maghrib, Abdellatif Jouahri, subrayó la disposición del Grupo del BM a prestar su apoyo financiero y su asistencia técnica a los diferentes proyectos prioritarios de reforma emprendidos por el Reino de Marruecos.

Por su parte, Benchaaboun se congratuló de la calidad de la asociación ejemplar que une desde hace tiempo al Reino de Marruecos y al Grupo del Banco Mundial, subrayando la pertinencia de las medidas de respuesta adoptadas por las autoridades marroquíes desde el inicio de la pandemia, para limitar el impacto de la crisis de la Covid-19 en la economía nacional, de conformidad con las altas orientaciones de SM el Rey Mohammed VI.

Con esta ocasión, el ministro pasó revista a los principales proyectos prioritarios de reforma emprendidos por Marruecos para promover una recuperación dinámica y reforzar la resiliencia de la economía, citando, en este sentido, el plan de recuperación económica apoyado por el Fondo Mohammed VI para la Inversión, el proyecto de generalización de la protección social y la reforma del sector público.

En este contexto, el BM fue invitado a reforzar más su apoyo, tanto financiero como técnico, para acompañar al Reino en sus esfuerzos por contener los efectos de la crisis y aplicar su programa de desarrollo.

Por su parte, Jouahri, invitó al Banco Mundial a hacer que Marruecos se beneficie de la experiencia de esta institución para acompañarlo en determinadas áreas prioritarias de desarrollo, especialmente en lo que respecta a la resiliencia del tejido productivo nacional, la integración del sector informal y la digitalización.

Al final de esta reunión, los responsables reafirmaron su compromiso y su voluntad común de organizar con éxito las Asambleas Anuales del BM y del FMI, previstas en Marrakech en octubre de 2022.