El BERD impulsa el sector del aceite de oliva en Marruecos

Internacional
  • Préstamos del BERD a las fábricas de Al Dahra Marruecos.
  • Fondos para impulsar el sector del aceite de oliva marroquí
  • Mejorando la calidad del producto y apuntando a los mercados locales e internacionales

El BERD está ayudando a desarrollar el sector del aceite de oliva en Marruecos con un préstamo de hasta 55 millones de MAD (equivalente a 5 millones de euros) a las filiales de Al Dahra Holding en Marruecos, Al Dahra Morocco Factories (ADFAC) y Al Dahra Morocco (ADMO).

Los fondos del BERD financiarán la construcción y puesta en marcha de una nueva fábrica de aceite de oliva en la región de Fez-Meknes en Marruecos. A través de esta inversión, Al Dahra aprovechará sus fincas de olivos existentes en la región de Fez-Meknes y agregará a otros productores de olivos en la región para comenzar a producir aceite de oliva, apuntando a los mercados locales y de exportación bajo la marca «Oliva».

Esta es la primera inversión del Banco en el sector del aceite de oliva en Marruecos y la sexta en la región del norte de África. 

Marruecos es uno de los mayores productores de aceite de oliva a nivel mundial. En los últimos cinco años, el BERD, en asociación con la FAO y otras partes interesadas, ha estado trabajando a través de una serie de acciones, incluidos talleres y programas de capacitación, para aumentar la competitividad del sector del aceite de oliva a través de mejoras en la eficiencia, la calidad del producto y el aumento habilidades y estándares a lo largo de la cadena de valor del aceite de oliva marroquí.

Al Dahra es un líder en agronegocios, especializado en el cultivo, producción y comercialización de alimentos para animales y productos alimenticios, y gestión de la cadena de suministro. El grupo administra y opera un banco de tierra de 350,000 acres en todo el mundo, además de instalaciones de procesamiento de forraje y molinos de arroz y harina, con una producción anual total superior a 4,5 millones de toneladas métricas.

Marruecos es miembro fundador del BERD y se convirtió en un país de operaciones en 2012. Hasta la fecha, el Banco ha invertido más de 2.000 millones de euros en el país a través de 60 proyectos.