El Alcalde de Hondarribia aprueba por decreto el pago de varias facturas, con el informe contrario de la interventora

Euskadi
 Declaraciones de Noemi Odriozola

En el último pleno se dio cuenta de los decretos de alcaldía, contrarios a reparos de la interventora, correspondientes al ejercicio 2018. En su informe, la interventora enumera las facturas fuera de contrato por no haber procedido a la correspondiente licitación y que superan los umbrales fijados por ley.

Según  el informe, se han cometido irregularidades en adjudicaciones a un total de 27 empresas por una cantidad total de 1.375.124,57 euros, el equivalente al 7% del presupuesto anual. De forma continuada, los servicios, obras y suministros se han contratado sin que se haya tramitado el correspondiente procedimiento de licitación. En el caso de los contratos mayores, por importes superiores a 40.000 cuando se trata de contratos de obras. Se registran, también, facturas que superan el máximo de 15.000 euros fijado para los contratos menores. La funcionaria ha emitido informes de reparo subrayando la irregularidad de esas facturas. A pesar de los informes, el alcalde, por decreto, ha levantado la suspensión.

La interventora explicó que al ser actos “ya ejecutados” sólo queda el control financiero y no hay posibilidad de paralizar los pagos. Por ello reclama a la alcaldía que haga cambios en la política de adjudicaciones.

Los informes de la interventora recogen también los casos de empresas, cuyos contratos han finalizado y siguen prestando servicio fuera de contrato, al encontrarse caducados desde 2016 y en el caso más llamativo desde 2019. A esto hay que añadir que algunas de las empresas adjudicatarias acumulan deuda con el Ayuntamiento.

La interventora, además de informar en el pasado pleno, ha indicado que pondrá esta información al Tribunal de Cuentas Públicas.