El adiós de Borja Sémper: Después de 25 años dejo la política

España

«25 años después de un compromiso político e inquebrantabel, dejo la política. Digo agur, aunque realmente es un gero arte». Con estas palabras iniciaba Sémper su rueda de prensa para anuncia su marcha de la política española.

Borja Sémper nacido en la localidad Guipuzcoana de Irún en el año 1976, ha anunciado hoy a través de una rueda de prensa, que deja la política.

Con voz entrecortada y con unos ojos que denotaban una profunda emoción, decía que entró muy joven en el Partido Popular en una Euskadi dura.

Recordaba sus 15 años de escolta, y así mismo daba las gracias a la Policía Nacional y Ertzantza que , «gracias a ellos estoy dando esta conferencia» sentenciaba Borja Sémper.

Otras de las frases a remarcar de Sémper es que «nunca he hecho una bandera de esta circunstancia dramática, a costa de mi juventud y placidez».

Tuvo palabras también a su familia a la que quería «agradecer el esfuerzo a lo largo de estos años. Conocen la dimensión del miedo y son un ejemplo de dignidad».

También recordó a los políticos a los que agradecía haber logrado que el terrorismo cesara, «la política de esta época ha provocado que vivamos sin terrorismo».

Tampoco se olvidó de aquellos que se dedican a la política en los pueblos, «yo quiero en esta despedida hacer una defensa ferrada de la política y político, en especial a los que trabajan en concejalías de pequeños municipios«.

La imagen puede contener: 1 persona, de pie, árbol, planta y exterior
Fotos de Facebook

Borja ha dejado frases para grandes titulares como:

«Cualquier reto puede solucionarse si somos conscientes de nuestras ideas«.

«Se puede tener ideas firmes y respetar al adversario».

«Cuidar el fondo y cuidar la forma»

Pero también les dedicaba unas palabras a los terroristas, «a los que he padecido durante años, en mi no encontrarán rencor, pero tampoco olvido». «No pudieron matarme, pero tampoco amargarme la vida».

Borja declaraba que «abandonaba una política necesitada de respeto».

Se marcha un referente no solo de Euskadi sino de la política en su amplia palabra en este país. Un hombre templado que se mostró firme en una Euskadi negra y roja de ETA. Hombre inquebrantable y dado siempre al diálogo.

Un hombre que se va, no sin antes decir , «con una amplia sonrisa puedo decir que me voy· Y así es, puedes decirlo Borja Sémper.