EL ABRAZO DE MONTILIVI

Artículos de opinión

Por Juan José Muñoz Goigoetxea

“Cada vez que abrazamos de verdad a alguien, ganamos un día de vida” (Paulo Coelho dixit).

!! Y ya van 10 !! Nuestra Real Sociedad ha logrado escarbar esta noche un 0-0 ante el Girona en el estadio Montilivi, en un soporífero encuentro en el que ninguno de los dos equipos hizo merecimientos claros para lograr la victoria, ejerciendo los realistas un estéril dominio territorial, y disponiendo los gerundenses de las ocasiones más nítidas de gol.

Un empate que por lo visto en el terreno de juego fue dado por positivo de antemano por las dos escuadras que contemporizaron con el marcador durante gran parte del minutaje, ya que sin ser ideal, les sirve para acercarse a sus respectivos objetivos. 
En un partido que si no llegó a adormecernos sólo fue por nuestra pasión genética hacia la Real, me quedo con una instantánea que es la que mejor sabor de boca me ha dejado.

El abrazo de Montilivi, entre Imanol Alguacil y Eusebio Sacristán. Un abrazo emotivo, prolongado y sincero antes y después de comenzar el duelo de dos excelentes entrenadores y de dos hombres con un gran corazón, que representan el pasado y el presente más gratificante del último decenio realista.

Recordando al abrazo de Vergara entre los generales Maroto y Espartero que puso fin a la Primera Guerra Carlista, este acto de hoy demuestra que no existen dos bandos en la Real, por mucho que en redes sociales se pretenda crear constantes y cansinas comparativas poniendo hincapié en el flanco más débil del eusebismo para subestimarlo.

Congratulémonos de que tuvimos la fortuna de poder contar durante más de dos años y medio con la presencia de Eusebio, y de que tras un breve impasse de 4 oscuros meses, ahora Imanol haya transformado a la Real en un club invencible que sigue milimétricamente la media inglesa. Disfrutemos del presente y valoremos el pasado, porque seremos más felices y haremos más felices a los demás.

En una apacible noche de lunes, poco más de 10.000 espectadores se dieron cita en el coqueto estadio de Montilivi, con una significativa presencia de seguidores realistas en uno de los córners, y con la glamurosa presencia del “eterno” J.B. Toshack en la grada. 
Imanol presentó la alineación más competitiva posible atendiendo a las complejas circunstancias de lesionados y sancionados realistas que rodeaban este choque.

Rulli, en la portería, con Zaldua y Muñoz como laterales, y Llorente y Navas como centrales. En la media, Zurutuza, Zubeldia, y Merino, con Juanmi y Oyarzábal en bandas y Sandro como punta.
Juanmi y Sandro fueron por tanto los elegidos, para suplir a Januzaj y Willian José, y a pesar de sus respectivas buenas voluntades, no pudieron hacernos olvidar a nuestros dos cracks.

A las 21:00 horas, el colegiado navarro Prieto Iglesias (el rey del empate para la Real), daba comienzo a la contienda.
En los primeros 10 minutos, el Girona ejerció una presión alta en campo realista, lo que les permitió forzar alguna falta peligrosa, como la que permitió al combativo Stuani cabecear con peligro, para que Gero Rulli hiciera su primera intervención de la noche.

La Real por su parte, aunque parecía encontrarse cómoda gracias a la solvencia de su guardameta y de su línea defensiva, careció completamente de creatividad en el centro del campo, y sus escasos escarceos se limitaron a alguna incursión de Juanmi aunque el malagueño sigue con la pólvora mojada, junto a Sandro que a pesar de algunos detalles sigue siendo una sombra. Tampoco Oyarzábal tuvo su mejor noche.

La mejor ocasión del primer periodo, la tuvo el Choco Lozano pero Rulli se mostró como un muro infranqueable (impecable actuación de nuestro resucitado arquero argentino que hoy no sólo brilló bajo palos sino que no cometió ni el más mínimo error en el juego aéreo).

Tras el descanso, el decorado siguió siendo el mismo. Una Real perfectamente ordenada pero carente de punch, tenía más posesión que el Girona, pero era incapaz de hilvanar jugadas claras de peligro en el contexto de un gris encuentro en que hubo infinidad de faltas (41). 
En el minuto 48, Zaldua realizó el único remate a puerta de la Real de todo el encuentro con un disparo seco y lejano que repelió Bono.

Las entradas de Borja García y Pere Pons dieron más empaque al tímido juego ofensivo del Girona.
A destacar un cabezazo del hiperactivo Stuani en el minuto 66, que salió fuera por muy poco, un centro venenoso que nos cortó la respiración, y sin duda la ocasión del minuto 85, en la que tras una sensacional jugada previa de Pere Pons con doble cañete a trencilla y defensa incluido, Borja García completamente solo en el área pequeña, no supo aprovechar la asistencia de su compañero, con un disparo que se marchó afortunadamente fuera cuando ya nos temíamos el 1-0. Ahí pudo morir la invencibilidad de la Real.

Por parte donostiarra, Bautista y Pardo entraron de refresco pero apenas pudieron aportar nada, a una Real que esta noche no existió desde el punto de vista ofensivo.
Tras un corto descuento de 3 minutos, concluía una contienda abocada desde el principio a concluir con 0-0 (mismo resultado que la ida en Anoeta).

Con este nuevo punto, la Real sigue invicta en 2019 (ya van 10 partidos oficiales consecutivos), y se ubica en el 8º puesto, a 2 puntos de la zona Europa League y a 4 de la zona Champions. 
Quizás esta noche este punto nos pueda saber a poco, atendiendo a los precedentes del Girona en su estadio, pero tengamos en cuenta también nuestras bajas, y pongamos hincapié en la exhibición dada una vez más por Diego Llorente (de nuevo en grado superlativo), junto a su lugarteniente Navas, el jabato Zaldua el joven Muñoz, y San Gero.

Por parte del Girona, amplia a 5 puntos su margen sobre el descenso. Eusebio sigue guiando correctamente a este modesto equipo a una permanencia en Primera que deseo y estoy convencido de que alcanzará. El año que viene, amigo Eusebio será un placer volverte a ver en la categoría que te mereces.

En fin, en un duelo de pobre espectáculo futbolístico, quedémonos con el abrazo de Montilivi.

En una semana marcada por la foto de la vergüenza con las falsas miradas de picardía entre Amaia Gorostiza y Aitor Elizegui, en el marco de esa presunta alianza de amor eterno entre Éibar y Athletic, esta noche, Imanol y Eusebio han demostrado que una amistad sincera se puede sellar con un abrazo discreto pero repleto de cariño.

En estos tiempos futbolísticos de perversidad y jactancia, reencarnados en el Marcelino o el Setién de turno, los seguidores de la Real podemos afirmar con orgullo que nuestros destinos fueron guiados y siguen guiados respectivamente por dos personas que han sido y serán siempre ejemplos de profesionalidad, de éxito deportivo, y de valores humanos.

Eskerrik asko Eusebio !!!

Eskerrik asko Imanol !!!

Próxima estación Anoeta, ante el At. Madrid. A por la undécima !!!
Aupa Real !!!

Puntuación de los jugadores (de 0 a 10)
Rulli 9
Zaldua 7
Llorente 9
Raúl Navas 8
Muñoz 7
Zurutuza 6
Merino 5
Zubeldia 6
Oyarzábal 3
Sandro 4
Juanmi 4
Rubén Pardo 3
Bautista 3

Clasificación general tras 25 partidos de Liga y 4 de Copa. 
Oyarzábal 158
Zubeldia 144
Illarramendi 128
Diego Llorente 123
Héctor Moreno 123
Willian José 122
Zurutuza 114
Zaldúa 114
Theo 112
Januzaj 110
Mikel Merino 109
Aritz Elustondo 108
Rulli 106
Juanmi 85
Moyá 73
Rubén Pardo 70
Raúl Navas 57
Sangalli 54
Sandro 55
Le Normand 43
Bautista 43
Muñoz 26
Gorosabel 22
Kevin 20
Sola 10
Roberto López 4