Eibar, detenido tras sustraer en el interior de un turismo estacionado

Euskadi

Se apoderó de un bolso y una riñonera con efectos valorados en más de 700 euros

Agentes de la Ertzaintza arrestaron ayer por la tarde a un varón de 43 años de edad, después de haberse apoderado de diversos efectos del interior de un automóvil estacionado en la zona centro de localidad de Eibar. Alertados por los gritos de las personas que corrían tras el ladrón, los ertzainas lograron dar alcance al presunto autor y recuperar los efectos sustraídos.
Los hechos tenían lugar sobre las cinco de la tarde de ayer, miércoles, en la calle Juan Gisasola de Eibar cuando un individuo accedía al interior de un turismo allí estacionado y se apoderaba de diversos efectos. Según la denuncia formulada, el propietario del automóvil se encontraba en las cercanías ya que estaba habilitando el coche para hacer uso del mismo. Al ser avisado por un vecino y percatarse de que el autor se había apoderado de un bolso y una riñonera, ha salido tras él a la carrera en dirección hacia la Plaza Unzaga. Los gritos de alarma han alertado a los ertzainas de una patrulla de protección ciudadana que se hallaba en dicha plaza. Los agentes se unían a la persecución hacia la calle Isasi y poco después daban alcance al varón referido, que en su intento de huida fue arrojando al suelo algunos de los artículos sustraídos. Los efectos sustraídos superaban, según la denuncia, los 700 euros.

El presunto autor de los hechos, un varón de 43 años de edad, era arrestado bajo la acusación de un delito de hurto. El mismo, que cuenta con otras diecisiete detenciones previas practicadas por la Ertzaintza pasó ayer por la tarde a disposición del juzgado de guardia una vez finalizadas las diligencias policiales.