EH Bildu ve un avance positivo en la nueva norma de rehabilitación, pero pide garantías para no dejar atrás a ninguna comunidad

Vitoria-Gasteiz

Hoy se han reune el grupo de trabajo para la norma de fomento de la rehabilitación de viviendas y edificios residenciales de Vitoria-Gasteiz, y lo hará para analizar la nueva norma de rehabilitación en el seno de la sociedad Ensanche XXI. Tras tener en cuenta los últimos cambios realizados, y a falta de aclarar algunos detalles, EH Bildu considera que el nuevo texto propuesto supone un avance positivo en el camino de que la política de rehabilitación llegue a aquellas comunidades y a las personas que más necesitan el acceso a estas ayudas económicas. EH Bildu también hará aportaciones en la reunión de mañana con el fin de dotar a la norma de más claridad y seguridad jurídica. 

Unas buenas bases en la convocatoria suponen una condición necesaria, pero no suficiente, para cambiar de rumbo y volver a tener un impulso municipal a la rehabilitación, tras el parón decretado por el gobierno de PNV y PSE a las ayudas en 2019 y 2020. “Esperamos que este cambio de rumbo en materia de rehabilitación venga acompañado de una dotación económica suficiente para que sea efectivo, y que sirva para dar cobertura a aquellas zonas de Gasteiz con necesidades más urgentes, como es el casco medieval”, ha explicado el concejal de EH Bildu Felix Gonzalez. 

No obstante, EH Bildu solicita garantías claras de que la aprobación de un nuevo modelo de rehabilitación no suponga dejar en la estacada a aquellas comunidades que en los años anteriores se han quedado sin ayudas. El gobierno de Urtaran decidió de manera unilateral interrumpir la convocatoria de ayudas a la rehabilitación en el año 2019, y tampoco la ha realizado en 2020, a pesar de que hubo comunidades de vecinos que iniciaron de buena fe sus reformas, a la espera de ese dinero.  

Esta situación también ha provocado problemas a vecindarios que pidieron ayudas ya en 2018. “La falta de convocatoria en los últimos años ha generado problemas en aquellas comunidades a las que la interrupción de las ayudas ha pillado con las obras iniciadas. No se pueden convertir en los paganos de la aprobación de esta nueva norma”, ha señalado Gonzalez.