EH Bildu reclama al ministerio que no cierre el proyecto de soterramiento sin tener en cuenta Salbura y Zabalgana

Vitoria-Gasteiz

Teniendo en cuenta la magnitud de las afecciones, la coalición considera necesario que se emita una declaración de impacto ambiental negativa a la propuesta detallada en el estudio informativo 

Euskal Herria Bildu ha registrado esta misma mañana sus alegaciones al Estudio Informativo de la integración del Ferrocarril en Vitoria-Gasteiz. Alegaciones que se centran en 9 aspecto principales entre los que destacan los problemas urbanísticos, los relacionados con el coste y la financiación prevista, o sus afecciones medioambientales. 

Y es que EH Bildu denuncia que la primera adversidad es la problemática del «efecto barrera o frontera» que divide los barrios Zabalgana y Salburua. Las barreras físicas que suponen estos viales ferroviarios tendrán su efecto en el desarrollo de ambos barrios a futuro, aumentaría el riesgo de segregación, que supondría una mayor desigualdad social, a su vez. 

Por ello, EH Bildu reclama al Ministerio de Fomento un proyecto de soterramiento integral que no imposibilite el desarrollo urbanístico, económico y social de los mencionados barrios. «El momento de definir la obra en su totalidad es ahora, independientemente de que su construcción se haga en fases diferenciadas», ha explicado el concejal de la formación Felix Gonzalez. 

La coalición pide, además, una justificación del gasto. La publicación en el mes de julio del Estudio Informativo en el BOE recoge un incremento del presupuesto del 20% respecto a la cifra ofrecida por el ministro Ábalos en su visita a la capital alavesa en el mes de enero. No solo eso, sino que ya en 2010 y en los Objetivos del Protocolo de colaboración se recogía el proyecto para soterrar el trazado en su totalidad, 6,8km, con un coste bastante inferior al calculado ahora. Gonzalez asegura que de esta manera «se confirma la tendencia de un soterramiento menguante con un coste creciente». 

Desde Euskal Herria Bildu se lleva a cabo una segunda comparativa, en este caso, con el Estudio Informativo de la Nueva Red Ferroviaria del PV que incluye el corredor de acceso soterrado y la estación de Bilbao Abando. Una publicación que guarda 

cuatro meses de diferencia con la de Gasteiz, y que contempla una serie de alternativas, todas de 6,2 km de longitud. El presupuesto de ejecución material varía entre los 178 y los 184 millones de euros. En el caso del estudio informativo de Vitoria-Gasteiz, el presupuesto de las alternativas estudiadas para la capital alavesa oscila entre los 288 y 299 millones de euros, más de 100 millones por encima de lo proyectado en Bilbao. 

Financiación sin definir 

Otro aspecto relevante del estudio es la ausencia absoluta de detalles en torno a la financiación. Existen grandes dudas sobre la financiación basada en plusvalías inmobiliarias, y, tal y como reconoce el propio Tribunal de Cuentas, es irreal que mediante estas se pueda financiar un soterramiento a coste cero para las administraciones. En opinión de EH Bildu, es imprescindible incorporar al estudio la fórmula de financiación, para poder calibrar la viabilidad del mismo. 

La coalición también está preocupada con las posibles consecuencias mediambientales del proyecto. «Tal y como está redactado, no reúne las condiciones mínimas necesarias, y creemos que debería emitirse una declaración de impacto ambiental negativa», ha remarcado Gonzalez. Se producen afecciones acústicas, a la calidad del aire, a la fauna y vegetación, a corredores ecológicos y a espacios naturales relevantes. En algunos casos, en opinión de EH Bildu, habría que revisar algunos impactos calificados como «moderados» y definirlos como «severos». Y es más, algunos calificados de «severos» podrían ser «críticos», como es el caso del impacto sobre la Red Natura 2000 en la zona del Nudo de Arkaute. 

Preocupan también, las afecciones al humedal de Salburua, porque el trazado propuesto imposibilita cualquier mejora ambiental o ampliación de los espacios naturales. «Se trata de un proyecto que llevado a cabo hipotecaría todo el desarrollo medioambiental y el futuro de los espacios naturales», apunta Gonzalez. Por todo ello, EH Bildu exige además, que se emita una declaración de impacto ambiental negativa. 

Por último, EH Bildu considera que no se ha garantizado la participación, ya que a pesar de la cumplir la normativa vigente, la publicación se ha producido en un periodo estival y «socialmente inhábil» para la ciudadanía. Pese a ello, son miles las personas que han registrado alegaciones por su cuenta, y también se han movilizado diferentes asociaciones soaciales y vecinales. 

La concejala Rocio Vitero ha puesto en valor esta reacción social. «Desde luego, la 

participación no se ha dado gracias al gobierno municipal, que ha hecho un esfuerzo nulo por informar a la ciudadanía de las consecuencias de una de las obras más grandes de la historia de la ciudad. Ni uno solo de los mecanismos de participación ciudadana se ha puesto en marcha», ha criticado la concejal. En todo caso, EH Bildu reclama en sus alegaciones al ministerio que se posibilite en esta fase un proceso participativo y de consulta real a la ciudadanía.