EH Bildu denuncia que durante 11 días las aguas residuales de Gasteiz de vertieron directamente al río Zadorra sin tratar

Vitoria-Gasteiz

Aitor Miguel: «Seguimos sin solucionar el principal problema de nuestros ríos: las graveras de lasarte y los rios del sur. Una verdadera Green Capital no puede seguir lanzando aguas residuales sin tratar de manera continua. Pedimos a Urtaran que acepte el apoyo de Miren Larrion y saque el proyecto del cajón»

La empresa pública municipal encargada de la gestión del agua en Gasteiz, Amvisa, acaba de publicar su informe sobre enero de 2019. El documento refleja que la depuradora de Crispijana recibió 5.500 millones de litros de aguas residuales, pero 2.000 millones de litros volvieron al cauce del Zadorra sin el tratamiento completo necesario. Eso es solo lo contabilizado, ya que durante 11 días la depuradora realizó un bypass general. Esto es, las aguas residuales de la ciudad se vertieron directamente al Zadorra sin tratar. La solución a estos vertidos pasa por comenzar ya el proyecto de las graveras de Lasarte y los ríos del sur. Estos ríos se introducen directamente en el alcantarillado de la ciudad, contaminando los 5.000 millones de litros que portan anualmente.

«La solución consiste en canalizar estos ríos directamente al Zadorra, preservando sus aguas limpias, y creando un nuevo espacio estratégico del anillo verde», ha explicado Aitor Miguel, concejal de EH Bildu en el consistorio gasteiztarra. Sin embargo, Urtaran mantiene paralizada la liberación de terrenos necesaria para el proyecto, después de cuatro años.

«Tenemos la solución constructiva, la agencia Ura pone la financiación, y desde EH Bildu estamos comprometidos con el proyecto. No podemos seguir esperando», ha remarcado Miguel. Desde EH Bildu queremos subrayar que la responsabiidad de estos vertidos contaminantes no corresponde a la depuradora de Crispijana o a Amvisa, que hacen un trabajo modélico en la gestión del agua. El problema es que el gobierno municipal no desvía los ríos que desbordan la depuradora una y otra vez. Falta voluntad política para dar una solución definitiva.

El rio Zadorra es la joya fluvial del municipio. A pesar de estar declarado como Zona de Espacial Conservación (ZEC), sufre estos inadmisibles vertidos de aguas residuales, y no solo eso, también recibe peligrosos vertidos de lindano desde el vertedero de Gardelegi. La ciudadania de Gasteiz ha hecho un gran esfuerzo durante décadas para hacer de la sostenibilidad una seña de identidad. Esta constancia nos dio el galardón de Green Capital, pero dilapidamos esta distinción cada vez que el agua sucia llega a nuestros ríos.

«Con los gobiernos de PP y PNV, Gasteiz se ha quedado atrás en materia medioambiental. Nuestros ríos tienen cada vez peor salud, no hemos avanzado en reciclaje de residuos alejandonos de los objetivos europeos, y tampoco hemos avanzado en energías renovables y en soberanía alimentaria. Exigimos a Urtaran que no entierre nuestra identidad sostenible», ha concluido Miguel.