EH Bildu apuesta por una fiscalidad justa y equitativa que equipare el esfuerzo fiscal de familias y empresas

Vitoria-Gasteiz

Frente a la subida del 1% en el IAE y el 4% en la tasa de basuras que exige el gobierno en , la coalición independentista reclama aplicar un promedio de 2,5% en ambas, para aumentar la carga a las empresas y rebajarsela a las personas 

La portavoz de EH Bildu Gasteiz Miren Larrion ha presentado una serie de propuestas que ha calificado como “una oportunidad para Gasteiz. Una oportunidad de aplicar una fiscalidad más justa, equitativa, realista y equilibrada que garantice los derechos económicos y sociales básicos a la ciudadanía gasteiztarra”. 

La apuesta por la equidad es una de las líneas maestras de EH Bildu en esta propuesta que plantea una equiparación para personas y empresas del 2,5% tanto en el IAE como en la tasa de basuras. Una medida resultante de una media entre el 1% que plantea el gobierno en impuestos como el IBI o el IAE y el 4% que propone para tasas como la de las basuras. De esta manera los ingresos serían iguales a los que busca el gobierno, con la diferencia de que se baja la presión fiscal a las familias y se les incremente, levemente, a las empresas. 

Pero además y en cuanto al IBI, EH Bildu mantiene su firme propuesta respecto a los pensionistas con renta inferior a los 1080 euros para que no tengan que pagar más de 100 euros de IBI. La concejala de EH Bildu Rocio Vitero considera que “el IBI aun tiene margen de mejora”. Es por ello, que apuesta además por aplicar el recargo del 50% adaptado a la Norma Foral a las “viviendas vacías”, aunque hacen diferenciación entre aquellas que se encuentran vacías de manera circunstancial y las que lo están a modo vocacional, es decir, piden se aplique en aquellas que están vacías por voluntad propia y no por ejemplo, a aquellas que quedan vacías tras un fallecimiento o cuando una persona mayor ingresa en una residencia. 

Euskal Herria Bildu además reclama una nueva tasa, la de Aprovechamiento Especial por parte de las eléctricas y multinacionales del gas, transportistas de energía. Apunta Larrion a que “estamos perdiendo ingresos, en una situación delicada con cada retraso de su implantación y que se trata además de una tasa que ya se está aplicando ya en otros territorios. 

EH Bildu apuesta por una fiscalidad realista que haga frente a la crisis climática y feminista. Es por ello que la coalición independentista avanza varias propuestas, entre ellas, una que presentará a modo de moción en el próximo pleno municipal y que trata de avanzar en una fiscalidad con perspectiva de género. Además, frente a la “sensibilidad” que dice proyectar el gobierno en sus ordenanzas EH Bildu le reclama responsabilidad con medidas como las bonificaciones a mujeres emprendedoras. 

La coalición independentista apuesta también por una fiscalidad verde y es que según la portavoz “Una ciudad Green, necesita una fiscalidad verde”. Es por ello que EH Bildu propone una Tasa para la protección de arbolado (que se está aplicando en Viena) que establece que para talar un árbol se ha de pedir permiso a la administración y, una vez esta lo otorgue, se establece la obligatoriedad de plantar árboles de reemplazo (o, en los casos que no sea posible, se deberá pagar una tarifa). “Una tasa sin afán recaudatorio que lo que busca es preservar la infraestructura verde de la ciudad” apunta Larrion. 

Por ultimo, EH Bildu reclama equidad entre familias y empresas y denuncia que el Ayuntamiento sigue sin aplicar el Decreto de Cartera que afecta a las personas, no habiéndose incorporado a los precios públicos y dejando al Ayuntamiento en una situación de inseguridad jurídica. Además EH Bildu apuesta por una fiscalidad equilibrada aunque se muestra precavido y a la espera de las previsiones de 2020 del Consejo Vasco de Finanzas.