Educación a distancia: cuatro preguntas para Azzedine El Midaoui, Rector de la Universidad Ibn Tofail (Marruecos)

Internacional

Entrevista realizada por: OUMAIMA BERGUIG

Kenitra – El Rector de la Universidad Ibn Tofail, Azzedine El Midaoui, aborda en una entrevista con la MAP el tema de la experiencia de la educación a distancia a nivel universitario durante el período de confinamiento, las dificultades encontradas en su implementación y la posibilidad de su adopción como modelo educativo después de la pandemia de Coronavirus.

1. ¿Cuáles son las acciones llevadas a cabo por la universidad para garantizar la continuidad de la actividad educativa durante el confinamiento?

La Universidad Ibn Tofail, al igual que otras universidades del Reino de Marruecos, se ha puesto en marcha para garantizar la continuidad de la actividad educativa al establecer un conjunto de requisitos previos que han permitido la organización de los cursos de forma similar a la de las clases presenciales; es decir, el profesor puede dirigirse directamente a su grupo de clases tutoriales,  prácticas, conferencias magistrales y particularmente a su sección.

Hemos apostado por el respeto de la misma planificación que se hace en un período normal, por el trabajo en equipo entre los docentes y por la necesidad de garantizar las tutorías, sumamente importantes desde mi punto de vista. No hay que dejar que los estudiantes trabajen solos; se debe actuar, acompañándolos, permitiéndoles cuestionar puntos específicos, haciéndoles preguntas, ayudándoles y asesorándoles.

En la Universidad, es necesario proporcionar los cursos en línea y confeccionar carpetas pedagógicas que incluyan todo lo relacionado con la educación a distancia. En este sentido, hemos creado ventanillas electrónicas y digitales en cada establecimiento, para facilitar al estudiante la tarea de consultarlo todo a distancia durante este período de confinamiento. Nuestro objetivo es guiarle y responder a las dificultades con las que se encuentra.

Le puedo decir que el 100% de los cursos que los estudiantes deberían dar en este período de confinamiento están colgados ya en la web de la universidad, en los modelos existentes y en las diversas plataformas. La universidad también organiza mesas redondas sobre diversos temas, transmitidas en la cadena nacional Arryadia. También pone a disposición de los estudiantes, a través de la web, enlaces que conducen a espacios educativas y otros que dan acceso a diversas bibliotecas que actualmente, en el marco de la solidaridad universal, son gratuitas.

2. ¿Cómo evalúa Vd. la experiencia de educación a distancia casi dos meses después de su adopción?

Para poder responder a esta pregunta, es necesario recalcar que hay dos tipos de establecimientos. En primer lugar, están aquellos que se llaman establecimientos de acceso regulado, es decir, las Escuelas de Ingenieros, Facultades de Medicina, Escuelas de Comercio (ENCG), Escuela de Química y Escuela Superior de Educación y Formación, cuyo número de estudiantes es reducido.

Por lo tanto, el manejo y la implementación de la educación a distancia es relativamente fácil;  los estudiantes no tienen muchas dificultades y su tasa de conexión es bastante alta. Es cierto que no llega al 100%, pero es bastante alta. Varía de un nivel a otro, de una sesión a otra y de una disciplina a otra.

Para los accesos regulados, la tasa de conexión es superior al 70%, a veces es del 65%, a veces del 85% o 90%, pero es bastante alta porque generalmente los alumnos están equipados, supervisados y son fáciles de gestionar, dado que el docente los conoce a casi todos desde el inicio del curso académico, debido a su número reducido. Puedo decir, pues, que el seguimiento es más riguroso.

En cuanto a los establecimientos de acceso abierto, se trata de las grandes facultades de Derecho, Economía, Letras y Ciencias. La tasa de conexión depende de los niveles, porque si observamos, por ejemplo, los másteres o los niveles de S6, último semestre de Licenciatura, son más fáciles de contabilizar sin mucha ambigüedad ya que el número de estudiantes es reducido. Hay ciertas disciplinas en las que se tiene más de 3.000 y 4.000 estudiantes en el S6, pero, en general, este nivel es bastante manejable. Logramos apoyar a nuestros estudiantes sin mucha dificultad.

En relación con los primeros y los segundos cursos (S2 y S4), el número de estudiantes es sumamente grande y su gestión se hace bastante difícil. Imaginemos, incluso, que si todos deciden conectarse al mismo tiempo en algún momento en los servidores de la universidad o de cualquier otra universidad, incluso a nivel mundial, será difícil poder responderles y atenderles a todos.

Pero, en general, creo que la universidad marroquí ha actuado muy bien en colaboración con sus componentes, estudiantes, profesores, personal administrativo y gerentes a nivel de la administración central. Es una experiencia muy buena gracias a la que debemos sentirnos alentados.

3. ¿Qué perspectiva tiene Vd. acerca de la educación a distancia en Marruecos en el período post-confinamiento?

Hoy en día, con la llegada de esta pandemia y gracias a los esfuerzos desplegados por el Estado, por el Departamento de Educación Nacional y el Departamento de Educación Superior para contener esta pandemia global, hemos quemado etapas en términos de digitalización de educación a distancia y podemos, junto con las autoridades que dirigen la universidad y los representantes de los estudiantes, llegar inequívocamente a un consenso sobre el lugar que ocupa la educación a distancia en la universidad y en la pedagogía.

Una vez vueltos a las condiciones normales de trabajo, iremos mejor, nos adaptaremos más rápidamente, e incluso podremos responder progresivamente a la situación de los estudiantes cuyas condiciones de acceso a la educación a distancia no son favorables.

Considero, pues, que es actualmente es  posible dar el paso hacia la creación de una universidad virtual, siguiendo el ejemplo de los demás países del mundo.

4. Muchos se preguntan sobre la posibilidad de realizar exámenes a distancia, ¿cree Vd. que esto puede materializarse en un futuro cercano?

Estamos debatiendo este tema a nivel de la Conferencia de Rectores de las Universidades y puedo decirle que es difícil de aplicar en este momento, porque si hay un solo estudiante marroquí que no tiene acceso a Internet o bien no tiene ordenador o smartphone para poder seguir debidamente los cursos, en mi opinión, será difícil optar por los exámenes a distancia.

Nuestro objetivo, de acuerdo con la visión estratégica nacional para la Reforma de la Educación, la Formación y la Investigación Científica 2015-30, cuyo fundamento principal es la equidad, no es crear dificultades a los estudiantes. Planificar los exámenes a distancia requerirá tiempo, recursos y una garantía total de que todos los estudiantes (100%) puedan estar bien comunicados con los recursos logísticos necesarios.