Eduardo de Ocampo: “los jóvenes que pasen por la exposición saldrán sabiendo qué es y qué significó Auswichtz.”

Artículos de opinión

Por Vicente Luis García Corres (Txenti)

52 ciudades albergarán esta exposición a lo largo de los próximos dos años

Un retoño del Árbol de Gernika inicia un hermanamiento vegetal en Auswichtz al que seguirá un Ginkgo Biloba de Hiroshima

Más de diez años de estrechos lazos entre la APTCE (Asociación Pro TRadición y Cultura Europea) y el Museo Auschwitz-Birkenau han dado como frutos diversas colaboraciones que ayudan a mantener viva la memoria de unos hechos que nunca deberían haber sucedido y que lo deseable es que no volviesen a repetirse. 

El 27 de enero de 2020 se cumplirán 75 años de la liberación del campo de concentración de Auswichtz, con ese motivo se ha ideado una sencilla y didáctica exposición con información e imágenes que ayudan a comprender desde la creación del campo de Auswichtz hasta su conversión hoy en museo de la memoria de uno de los capítulos más atroces del siglo XX. 

El comisario de esta exposición que se presenta bajo el título de “El campo de la muerte nazi alemán Auschwitz”,  es Eduardo de Ocampo, quien ostenta también el cargo de Responsable Relaciones Institucionales Premio Renacimiento. Asociación APTCE, y la distinción de Caballero de la Orden al Mérito Nacional de la República de Polonia.

Preguntado ante la posibilidad de encontrarnos con “otra” exposición más sobre Auswichtz, responde: “Esta exposición es un acontecimiento cultural. La exposición pertenece al Museo Auschwitz-Birkenau, uno de los museos más importantes del mundo. La exposición recoge cómo surge y se desarrolla este fenómeno de los campos de concentración. Recoge también cómo las personas llegan a él, como viven o sobreviven, como mueren, como huyen y cómo acaba todo al final.” 

¿Que se va a encontrar el visitante en esta exposición?

El visitante se va a encontrar unos paneles. La posibilidad de contar con objetos es más complicada y cara también, por el tema de los seguros y de conservación. Hablamos de elementos que si bien no tienen en muchos casos un gran valor económico, pero su valor simbólico es enorme. En la exposición tenemos 30 grandes paneles con textos y unas 300 imágenes procedentes del archivo histórico del Museo. LA exposición tiene, sobre todo un valor didáctico.”

¿La ubicación elegida es casual, intencionada?

La elección del refugio antiaéreo de Astra en Gernika esla mejor. Y en parte fue buscada y en parte casual. Se habían barajado otros espacios, pensando más en la comodidad del público para ver la exposición. Pero cuando presentamos el proyecto a las autoridades de Gernika directamente nos ofrecieron este lugar.

Está previsto que esta exposición pueda ser visitada en otros lugares, ¿podemos adelantar próximos lugares y fechas?

Durante dos años, tiempo en el que tenemos concedida la gestión de la exposición, tenemos intención de recorrer y estar presentes en 52 ciudades. Tenemos conversaciones muy avanzadas con Girona, y entre otras localidades con las que se han entablado conversaciones están Valencia, Alicante, Avila, Logroño y Cádiz la última localidad con la que hemos hablado. 

Hay un interés especial en ofrecer esta exposición a escolares y al ámbito educativo, ¿cómo pueden concertar visitas los colegios y centros escolares? 

En la página web oficial: Auschwitz.online hay unos formularios, y también se pueden encontrar nuestros teléfonos de contacto: el 665 704 549  y el 603 55 75 89. Quiero señalar que ya hay muchas fechas cogidas y que podría darse que la fecha deseada esté ocupada. Por eso es bueno llamar y les daremos las alternativas

¿Mantener viva la memoria de aquellos hechos qué fin tiene y qué efectos podemos decir que se han logrado?

Cuando una sociedad ha perdido la memoria, ha perdido todo. Y la pérdida de la memoria lleva a repetir, no solo lo bueno, sino también lo malo. El efecto más inmediato de exposiciones como esta es que todos los jóvenes que pasen por ella saldrán sabiendo qué es y qué significó Auswichtz.

Esta exposición la tenemos entre nosotros gracias a la buena relación de amistad, trabajo y confianza que tiene La Asociación Pro Tradición y Cultura Europea  con el Museo Auschwitz-Birkenau desde hace más de 10 años. Una colaboración que ha puesto un marcha gestos tan significativos como la plantación de un retoño del árbol de Gernika en Auschwitz. Cuénteme un poco como ha sido esta colaboración, que además puede que abra la puerta a un hermanamiento vegetal con otros lugares del mundo. 

Desde hace dos años tenemos plantado, con motivo del aniversario del bombardeo de Gernika, un retoño del Árbol de Gernika. Su ubicación es importante porque ha pasado a formar parte de un proyecto que conectará el campo de concentración con la ciudad de Auswichtz, que por lo general no es visitada por los turistas, y merece la pena. Y también se prevé que otras especies vegetales vinculadas a lugares como Auswichtz o Gernika tengan su presencia allí. Por ejemplo ya está apalabrado la plantación de un ginkgo biloba, un vegetal que sobrevivió a la bomba atómica, y que se plantará cuando las condiciones climatológicas lo permitan. 

Quienes visiten la exposición podrán hacerse con un ejemplar de un libro, que aunque hace años que fue publicado, ahora es novedad editorial en castellano: “La farmacia del gueto de Varsovia”, es el relato de una farmacia regentada por alemanes que decidió ser parte del gueto levantado por los alemanes en esa ciudad polaca. Un relato desgarrador y esperanzador, donde se cuentan las atrocidades cometidas en la plaza frente a la farmacia y también del lado más humano de las personas que aflora en situaciones límite.

Portada
Portada

52 ciudades albergarán esta exposición a lo largo de los próximos dos años

Un retoño del Árbol de Gernika inicia un hermanamiento vegetal en Auswichtz al que seguirá un Ginkgo Biloba de Hiroshima

21.11.2019 | Vicente Luis García Corres (Txenti)

Más de diez años de estrechos lazos entre la APTCE (Asociación Pro TRadición y Cultura Europea) y el Museo Auschwitz-Birkenau han dado como frutos diversas colaboraciones que ayudan a mantener viva la memoria de unos hechos que nunca deberían haber sucedido y que lo deseable es que no volviesen a repetirse. 

El 27 de enero de 2020 se cumplirán 75 años de la liberación del campo de concentración de Auswichtz, con ese motivo se ha ideado una sencilla y didáctica exposición con información e imágenes que ayudan a comprender desde la creación del campo de Auswichtz hasta su conversión hoy en museo de la memoria de uno de los capítulos más atroces del siglo XX. 

El comisario de esta exposición que se presenta bajo el título de “El campo de la muerte nazi alemán Auschwitz”,  es Eduardo de Ocampo, quien ostenta también el cargo de Responsable Relaciones Institucionales Premio Renacimiento. Asociación APTCE, y la distinción de Caballero de la Orden al Mérito Nacional de la República de Polonia.

Preguntado ante la posibilidad de encontrarnos con “otra” exposición más sobre Auswichtz, responde: “Esta exposición es un acontecimiento cultural. La exposición pertenece al Museo Auschwitz-Birkenau, uno de los museos más importantes del mundo. La exposición recoge cómo surge y se desarrolla este fenómeno de los campos de concentración. Recoge también cómo las personas llegan a él, como viven o sobreviven, como mueren, como huyen y cómo acaba todo al final.” 

¿Que se va a encontrar el visitante en esta exposición?

El visitante se va a encontrar unos paneles. La posibilidad de contar con objetos es más complicada y cara también, por el tema de los seguros y de conservación. Hablamos de elementos que si bien no tienen en muchos casos un gran valor económico, pero su valor simbólico es enorme. En la exposición tenemos 30 grandes paneles con textos y unas 300 imágenes procedentes del archivo histórico del Museo. LA exposición tiene, sobre todo un valor didáctico.”

¿La ubicación elegida es casual, intencionada?

La elección del refugio antiaéreo de Astra en Gernika esla mejor. Y en parte fue buscada y en parte casual. Se habían barajado otros espacios, pensando más en la comodidad del público para ver la exposición. Pero cuando presentamos el proyecto a las autoridades de Gernika directamente nos ofrecieron este lugar.

Está previsto que esta exposición pueda ser visitada en otros lugares, ¿podemos adelantar próximos lugares y fechas?

Durante dos años, tiempo en el que tenemos concedida la gestión de la exposición, tenemos intención de recorrer y estar presentes en 52 ciudades. Tenemos conversaciones muy avanzadas con Girona, y entre otras localidades con las que se han entablado conversaciones están Valencia, Alicante, Avila, Logroño y Cádiz la última localidad con la que hemos hablado. 

Hay un interés especial en ofrecer esta exposición a escolares y al ámbito educativo, ¿cómo pueden concertar visitas los colegios y centros escolares? 

En la página web oficial: Auschwitz.online hay unos formularios, y también se pueden encontrar nuestros teléfonos de contacto: el 665 704 549  y el 603 55 75 89. Quiero señalar que ya hay muchas fechas cogidas y que podría darse que la fecha deseada esté ocupada. Por eso es bueno llamar y les daremos las alternativas

¿Mantener viva la memoria de aquellos hechos qué fin tiene y qué efectos podemos decir que se han logrado?

Cuando una sociedad ha perdido la memoria, ha perdido todo. Y la pérdida de la memoria lleva a repetir, no solo lo bueno, sino también lo malo. El efecto más inmediato de exposiciones como esta es que todos los jóvenes que pasen por ella saldrán sabiendo qué es y qué significó Auswichtz.

Esta exposición la tenemos entre nosotros gracias a la buena relación de amistad, trabajo y confianza que tiene La Asociación Pro Tradición y Cultura Europea  con el Museo Auschwitz-Birkenau desde hace más de 10 años. Una colaboración que ha puesto un marcha gestos tan significativos como la plantación de un retoño del árbol de Gernika en Auschwitz. Cuénteme un poco como ha sido esta colaboración, que además puede que abra la puerta a un hermanamiento vegetal con otros lugares del mundo. 

Desde hace dos años tenemos plantado, con motivo del aniversario del bombardeo de Gernika, un retoño del Árbol de Gernika. Su ubicación es importante porque ha pasado a formar parte de un proyecto que conectará el campo de concentración con la ciudad de Auswichtz, que por lo general no es visitada por los turistas, y merece la pena. Y también se prevé que otras especies vegetales vinculadas a lugares como Auswichtz o Gernika tengan su presencia allí. Por ejemplo ya está apalabrado la plantación de un ginkgo biloba, un vegetal que sobrevivió a la bomba atómica, y que se plantará cuando las condiciones climatológicas lo permitan. 

Quienes visiten la exposición podrán hacerse con un ejemplar de un libro, que aunque hace años que fue publicado, ahora es novedad editorial en castellano: “La farmacia del gueto de Varsovia”, es el relato de una farmacia regentada por alemanes que decidió ser parte del gueto levantado por los alemanes en esa ciudad polaca. Un relato desgarrador y esperanzador, donde se cuentan las atrocidades cometidas en la plaza frente a la farmacia y también del lado más humano de las personas que aflora en situaciones límite.Para concertar visitasHttp://www.auschwitz.online
Para solicitar el libro
http://www.auschwitz.online/galeria

Portada

La exposición “El campo de la muerte nazi alemán Auschwitz” estará en Gernika hasta el 30 de mayo. Y durante dos años se podrá ver en otros lugares de España. Toda la información en Auswichtz.online.

Entrevista íntegra 

Non solum sed etiam.

Ciertamente la elección del refugio de Astra ha sido un acierto. Este espacio de 22 metros de largo por escasos cuatro de ancho en el interior fue construido cuatro meses antes del bombardeo. Allí se llegaron a refugiar unas 200 personas. A pesar de su diseño estudiado para evitar que la onda expansiva y la metralla afectase a los que allí se refugiaban, se han sabido historias de quienes al llegar los últimos les tocó quedarse en las bocas de entrada y les alcanzó la metralla. Minúsculos respiraderos ayudan a hacerse una idea del aire viciado que tras horas de tensa espera se podría llegar a respirar entre hombres, mujeres y niños que hiperventilaban pensando en sus seres queridos y en sus propiedades que podrían estar desapareciendo en ese momento.

Un pórtico adecuado para dar un paso más en la capacidad del ser humano de crear horror, muerte y destrucción. Los paneles de la exposición te trasladan a otro lugar y otras fechas. 

Iniciativas como esta nos pueden ayudar no solo a no repetir lo peor de nuestro pasado, sino también a valorar lo que tenemos en el presente: la familia, la casa, la educación, los amigos, la paz, una mañana de sol o una tarde de lluvia. Estará bien que los centros escolares acerquen a sus alumnos a esta lección de historia, pero también las familias son el público objetivo de esta exposición que hablando de otros, habla de nosotros mismos.