Dos policías a bordo de un barco de pesca rescatan a seis náufragos en la Línea de la Concepción

España

La Policía Nacional consigue rescatar a seis personas tras naufragar su embarcación en la zona de los Toneleros, al colisionar con otra embarcación semirrígida.

La rápida intervención de los agentes, y la colaboración de un ciudadano que se encontraba en el lugar, permitieron la localización y rescate de sus tripulantes.(PolicíaH50)

Agentes de la Policía Nacional han rescatado en La Línea de la Concepción a seis personas que habían naufragado tras colisionar su embarcación con otra de tipo semirrígida a la altura de los Toneleros, debido a las malas condiciones de la mar.

Los hechos fueron observados por el helicóptero de la Policía Nacional que sobrevolaba la zona, cuyos agentes dieron aviso al resto de indicativos.

Al no encontrarse recursos disponibles, el propietario de una embarcación de recreo, subió a bordo a los dos policías, para terminar por rescatar a las seis personas a la deriva. 

La intervención se inició por la colisión de dos embarcaciones

La intervención se inició a las 14:00 horas del día de ayer, cuando el helicóptero de la Policía Nacional que sobrevolaba la costa del Campo de Gibraltar localizó dos embarcaciones neumáticas con varios tripulantes en su interior. En un momento dado, las dos embarcaciones colisionaron, quedando una de ellas encallada y con problemas de flotabilidad.

Dos agentes salieron a la mar en la embarcación de un vecino de la zona

Los agentes, al observar la situación de riesgo para las personas que se encontraban en el mar, solicitaron a los ciudadanos que había en la playa una embarcación, y en unión de un vecino de la zona que ofreció la suya, acudieron en coordinación con el helicóptero policial a la zona donde estaban los náufragos, quienes a duras penas conseguían mantenerse a flote debido al largo tiempo que llevaban ya en el agua.

Rescatados in extremis

Uno de los náufragos fue rescatado in extremis al observar uno de los agentes cómo se hundía bajo el agua, por lo que procedió a su rescate saltando a mar abierto y llevarlo hasta la embarcación. Allí sería necesario practicarle las maniobras básicas de reanimación Tras expulsar el agua de sus vías respiratorias y ser estabilizado, fue trasladado junto con el resto de los auxiliados. hasta el puerto de La Atunara.

De esta forma, gracias a la colaboración ciudadana y, cómo no, a la arriesgada y eficaz actuación de los agentes, todos los tripulantes de la embarcación encallada fueron rescatados sanos y salvos.

Una vez en tierra, recibirían la debida asistencia de los servicios sanitarios. Sólo uno de ellos, debido a al cuadro de hipotermia que presentaba, tuvo que ser evacuado al Hospital del SAS.

La Policía Nacional mantiene una investigación abierta para esclarecer los motivos de la colisión y la actividad llevaba a cabo por la tripulación, antes de tener que ser rescatada.