Dos exconcejales del PNV y directores de hospitales, han dimitido por saltarse la lista de vacunación

Euskadi

Dos altos cargos del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), los gerentes de los hospitales bilbaínos de Basurto, Eduardo Maíz, y Santa Marina, José Luis Sabas, en ambos casos exconcejales del PNV en la ciudad, han presentado su dimisión este miércoles por haber sido vacunados contra la COVID-19 cuando no formaban parte de los grupos prioritarios definidos para ello. Hasta el martes, únicamente 900 sanitarios en Euskadi habían recibido la primera dosis de un colectivo que se cuantificó en el entorno de las 40.000 personas.

El Departamento de Salud ha confirmado que los directores de ambos centros hospitalarios han presentado ya la dimisión tras inocularse la vacuna contra la pandemia del coronavirus sin que les correspondiera, antes que los colectivos de riesgo determinados por Osakidetza.