Diario peruano «Expreso» analiza la «hostilidad obsesiva» de Argelia hacia Marruecos

Internacional

Lima – El diario peruano “Expreso” ha analizado en un extenso artículo “la hostilidad obsesiva” de Argelia hacia Marruecos, expresando su gran asombro por cómo el vecino del Este “sigue gastando tanto dinero, recursos, tanta energía y tanta mucho dinero ”para apoyar una causa perdida.

El autor del artículo asegura que no comprende cómo “un país rico en gas que se permite financiar a tiranos y mercenarios del frente Polisario, sufre escasez de productos básicos como aceite, leche o harina” Y cómo se afana con obsesión por Marruecos “en lugar de invertir sus esfuerzos en su desarrollo interno y en atender las demandas sociales de su gente y su juventud”.

Expreso adelanta los inicios de una respuesta que, según él, está en la historia de la creación del Polisario que “robó todo el dinero a los auténticos argelinos, se entregó al narcotráfico y coqueteó con el terrorismo”, llamándolo el “hijo ilegítimo”. ”De Argelia, que, después de 47 años, está“ cansado, frustrado y agonizante ”.

Argelia, que ha invertido toda su riqueza en este “hijo ilegítimo”, escribe el diario peruano, insiste en “apoyar a la guerrilla del Polisario y utilizar a los saharauis retenidos en su territorio como una“ herramienta ”para contrarrestar a Marruecos y así desestabilizar toda la región del Magreb ”.

«Muchas otras razones o motivaciones explican la obsesión que tiene este país por Marruecos», prosigue el diario.

Primero está “la política del régimen argelino cuya diplomacia no tiene otro tema en la agenda que las maniobras tramadas en todos los foros regionales e internacionales contra su vecino de occidente”, Marruecos.

“La única línea de trabajo del Ministerio de Asuntos Exteriores argelino es mantener bajo un goteo al Polisario, seguir alimentando su sueño de hegemonía regional y su quimera de encontrar una salida al océano Atlántico para cortar los lazos entre Marruecos y África” , escribe el medio peruano.

Al estar directamente involucrada en el conflicto regional en torno al Sahara, “Argelia se enreda en sus contradicciones entre acciones y declaraciones. Ella tiene una responsabilidad flagrante en el conflicto y no faltan pruebas ”, dijo Expreso. «Argelia financia, Argelia da la bienvenida, Argelia arma y Argelia apoya diplomática y mediáticamente a los mercenarios del Polisario».

Otro elemento de explicación que evoca el diario se refiere a los campamentos de Tinduf, establecidos desde hace más de 45 años en el sur de Argelia. En estos campos hay menos del 20% de habitantes de origen saharaui (marroquí o mauritano), el resto son argelinos, además de nacionales de países vecinos como Mauritania, Mali, Níger y Chad. Sin embargo, señala, “el Polisario siempre tiende a exagerar el número de habitantes de estos campamentos de la vergüenza” para perpetuar el conflicto y obtener más ayuda de los países donantes y organismos internacionales y enriquecer, así, a los generales argelinos y a los líderes de este separatista. movimiento.

Es por ello que el patrón del Polisario (Argelia) “rechaza firmemente el censo de la población de estos campamentos a pesar de los reiterados llamamientos de diversos organismos internacionales, utilizando como escudos humanos a hombres, mujeres y niños que viven en malas condiciones. derechos humanos como la libertad de movimiento o expresión ”.

La frustración de Argelia, que ha sido la única responsable de la continuación del conflicto durante años, también se debe al hecho de que “no ha podido obtener el reconocimiento de su hijo ilegítimo, ni en las Naciones Unidas ni en las Naciones Unidas. África Unión, a pesar de sus repetidas maniobras desestabilizadoras ”que consisten en comprometer el proceso político de Naciones Unidas para avanzar hacia una solución realista y alcanzable a la cuestión del Sahara.

“Ante los fracasos de Argelia y los múltiples logros de la diplomacia marroquí, el Polisario se ha convertido en un gran problema para Argelia, ya que la comunidad internacional ha entendido, de una vez por todas, que es Argelia y no el Polisario, el que debe sentarse y negociar con Marruecos una solución definitiva a esta disputa ”, escribe Expreso.

Señalando las “ambivalencias” de Argelia sobre el alto el fuego en vigor en el Sahara propagado por los servicios de inteligencia argelinos y la prensa bajo órdenes, el diario peruano retoma en respuesta el llamamiento lanzado por el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes residentes en el exterior, Nasser Bourita, al Consejo de Seguridad para “determinar, con toda objetividad, quién viola el alto el fuego a diario y al mismo tiempo se aferra a él. El Consejo de Seguridad también está llamado a aclarar quién apoya el proceso político y quién pone trabas ”ante la ONU.

“Con todo lo que dice y hace, con su movilización y sus posiciones, Argelia demuestra que es el verdadero partido. Es ella quien lo confirma a diario a través de sus declaraciones y acciones ”, dijo Bourita, citado por el artículo de Expreso.

Finalmente, el último elemento de respuesta a la obsesión argelina por Marruecos se encuentra en las masivas manifestaciones del argelino Hirak para exigir la desmilitarización del estado civil, en el fracaso de la campaña de vacunación, en los numerosos casos de corrupción dentro de la jerarquía militar. . “Todos estos son elementos que llevan al régimen argelino a crear un enemigo externo para distraer al pueblo argelino de sus problemas reales”.

“La insistencia de Argelia en perpetuar la disputa artificial sobre el Sahara solo complica y entorpece el proceso de integración económica a nivel regional y continental, al tiempo que arruina las oportunidades que ofrece el continente más joven del mundo y el más rico en recursos naturales”, concluye el análisis de Expreso.