Detenido por amenazar a policías y viandantes y provocar desordenes, poniendo en peligro la seguridad vial en Vitoria-Gasteiz

Vitoria-Gasteiz

Agentes de la Policía Local detuvieron el viernes por la tarde a un varón de 46 años como presunto autor de desobediencia grave reiterada, amenazas a agentes de la autoridad y un delito contra la seguridad vial.

Los hechos comenzaron minutos antes de la 16:00 horas cuando fue sorprendido por una patrulla de paisano tirando dos vallas de obra a las vías del tranvía, en la Avenida Gasteiz. Luego continuó su marcha golpeando el mobiliario urbano y amenazando a los transeúntes con los que se cruzaba por lo que otra patrulla le dio el alto en la calle Beethoven. El hombre, en estado ebrio, muy agresivo y sin mascarilla, comenzó a insultar a los agentes que procedieron a su identificación y le advirtieron de que iba a ser denunciado por todos estos hechos de forma administrativa.

Esa misma tarde, agentes de Policía Local tuvieron que intervenir hasta en dos ocasiones con la misma persona por volcar contenedores en la calzada. Dados los desórdenes que estaba causando, la agresividad que presentaba, el peligro para terceros y para el tráfico rodado y la desobediencia y resistencia hacia los agentes, procedieron finalmente a su detención.

El sábado por la mañana pasó a disposición judicial.

Atentado contra agente de la autoridadAgentes de la Policía Local detuvieron en la madrugada de ayer a un joven de 18 años como presunto autor de un delito de atentado a agentes de la autoridad.

Los hechos se produjeron sobre la 01:00 horas cuando una patrulla no uniformada localizó a un varón tirado en el suelo, inconsciente, en calle Agirrelanda, acompañado de otras tres personas que habían solicitado una ambulancia. Tras ser atendido por los sanitarios, salió corriendo al ser informado de que iba a ser trasladado al hospital para una mejor valoración. Una de las agentes se interpuso para que no se marchara y el joven arremetió contra ella, por lo que fue detenido. Otro agente le acompañó en la ambulancia hasta el hospital y, tras ser explorado, fue trasladado a dependencias de Agirrelanda, donde quedó en libertad después de completar las correspondientes diligencias al Juzgado de Guardia.