Demandas y acusaciones de racismo contra médicos franceses: «Podría probarse en África para asegurarse de que funciona» refiriéndose a la vacuna del Covid-19

Internacional

El Colegio de Abogados de Marruecos anunció su intención de presentar una queja ante el Fiscal francés contra el Dr. John-Paul Mira, jefe de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Cochin en París, por difamación y racismo, en el contexto de sus declaraciones, en un programa transmitido por el canal francés «LCI».

La declaración del médico antes mencionado provocó la ira y resentimiento generalizados el miércoles, 2 de abril, después de que declararon durante el programa que existe una vacuna «BCG», que es específica para la «tuberculosis», que puede ser eficaz en el tratamiento de personas con coronavirus, antes de agregar que esta vacuna «Podría probarse en África para asegurarse de que funciona», lo que muchos consideraron racismo e incitación al odio.

John-Paul Mira dijo: «Si puedo ser provocativo, ¿no deberíamos llevar a cabo este estudio (prueba de vacuna) en África, donde no hay máscaras, ni tratamiento, ni reanimación? Como lo hicimos anteriormente, en algunos estudios sobre el SIDA, donde las prostitutas se someten a algunas pruebas, porque sabemos que son muy vulnerables y no se protegen a sí mismas «.

«Tiene razón … Lo pensaremos seriamente (experimentar con la vacuna en África), pero esto no nos impide pensar en paralelo, al realizar este estudio en Europa», confirmó Camille Lucht, director de investigación del Instituto INSERM francés, quien respondió a la pregunta de Mira.

Estas declaraciones racistas llevaron al Club de Abogados de Marruecos, de acuerdo con lo que publicaron en su página de Facebook, a anunciar su intención de presentar una queja contra el Dr. John-Paul Mira, jefe de la unidad de cuidados intensivos en el Hospital Cochin en París, señalando que esta queja será presentada por el abogado Mourad Ajouti y Saeed Maach, dos abogados de la Comisión de Casablanca.

las protestas, como era de esperar, saltaron por los aires en todas partes, y en las redes sociales. Didier Drogba, famoso futbolista africano, tuiteó en su cuenta de Twitter, que lo que se dijo en el programa de televisión francés es totalmente inaceptable, enfatizó que África no es un laboratorio y denunció esas declaraciones, que describió como muy racistas.

El miembro del parlamento francés Olivier Fawer, también tuiteó de que «No es una provocación, es simplemente racista … África no es un laboratorio para Europa, y los africanos no son ratones», mientras la ex-ministra francesa de Educación, Najat Belkacem, expresó su rechazo total a las declaraciones hechas en el programa del canal LCI. «Nada en este video es aceptable, ninguna esencia de la conversación, y mucho menos el tono sarcástico «.

La respuesta del instituto a la ola de ataques recibidos no tardó en llegar al publicar sus disculpas, alegando que «el investigador ofrece sus disculpas por lo que se entendió por sus declaraciones y enfatiza que no tenía la intención de pronunciar expresiones racistas hacia África, y que su intención era que el continente y toda la humanidad se beneficiaran de los frutos de la investigación científica en curso para llegar a un remedio para curar el coronavirus».