Delgado destaca el papel de las instituciones como motor para la igualdad efectiva de mujeres y hombres

España

La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, ha señalado que las políticas públicas han sido y son motor de los cambios sociales, como también las iniciativas de muchas mujeres «valientes e inspiradoras» que, a lo largo de la historia, han peleado por los derechos de todo el colectivo.

La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, ha subrayado en Barcelona el firme compromiso del Gobierno con la igualdad real y efectiva de mujeres y hombres y ha destacado su carácter transversal capaz de impregnar toda la acción institucional en beneficio del conjunto de la sociedad.

Durante su intervención en el 2º Women Business & Justice European Forum organizado por el Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona, Dolores Delgado ha recordado que, en España, la igualdad de mujeres y hombres tiene rango legal desde hace 12 años gracias a la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, aprobada por un Gobierno socialista. Una ley pionera en el desarrollo legislativo de los derechos de igualdad de género en nuestro país que no ha impedido, como ha señalado la ministra, la falta de paridad que todavía arrastramos en los sectores público y privado, y una brecha salarial que aún está en el 17,4%.

Una desigualdad que también se produce en la Justicia, ha indicado Delgado. Según datos recientes, aproximadamente el 53% de los miembros de la carrera judicial son mujeres, si bien solo el 20% de estas juezas ocupan cargos directivos. Similar desproporción se da en el Ministerio Fiscal. Una situación que impulsa a tomar medidas para romper los techos de cristal y los laberintos de cristal que ponen barreras a tantas mujeres en el desarrollo de sus carreras. La ministra ha defendido las cuotas de género y la necesidad de tener en cuenta como parte del currículo de las profesionales el tiempo dedicado a la maternidad y los cuidados.

Delgado ha enumerado las medidas concretas en materia de igualdad y género impulsadas a lo largo de estos meses por su departamento. En el plano normativo, una de las primeras decisiones fue la creación de una comisión de expertas para revisar la Ley de Enjuiciamiento Criminal desde una perspectiva de género y estudiar posibles modificaciones en su texto. También, en materia de delitos contra la libertad sexual, la ministra ha recordado el trabajo encomendado a la Comisión General de Codificación para estudiar una reforma del Código Penal que impida degradar la gravedad de estas conductas. Dos proyectos que, por falta de tiempo, no pudieron salir adelante en la anterior legislatura.

La ministra se ha referido también a la violencia de género, que supone «el mayor reflejo de la desigualdad respecto de las mujeres», y ha subrayado la importancia de seguir reforzando la formación especializada de los operadores jurídicos, como ha hecho su departamento en los últimos meses, para una mejor atención institucional a las víctimas de esta lacra. Dolores Delgado ha pedido también una mayor atención a la educación que reciben los jóvenes para prevenir comportamientos sexistas desde las edades más tempranas.

Durante su intervención, la ministra de Justicia ha recordado, entre otras, las figuras de Federica Montseny, la primera mujer que fue ministra de un Gobierno en España, desde el que impulsó importantes políticas sociales, y a Gertrude Mongella, política africana comprometida con la lucha feminista que en la Conferencia Mundial sobre la Mujer de 1985 reivindicó el papel de los hombres en la lucha por la igualdad. Rememorando su alegato, Delgado ha llamado a la complicidad de la otra mitad de la sociedad para avanzar y potenciar «las políticas proactivas de igualdad» en beneficio de todos.