Declaración de Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF, sobre la pandemia de COVID-19

Internacional

NUEVA YORK, 18 de marzo de 2020 – “Una semana desde que COVID-19 fue declarado una pandemia, el número de casos continúa aumentando en todo el mundo. Cientos de millones de niños no están en la escuela. Los padres y cuidadores trabajan de forma remota siempre que pueden. Las fronteras han sido cerradas. Las vidas han sido volcadas.

“Estas son aguas desconocidas para todos nosotros. En UNICEF, estamos luchando contra un nuevo virus, desacreditando mitos y luchando contra la desinformación, todo mientras cuidamos el bienestar de nuestro personal y nuestras propias familias. 

“Nuestro trabajo que salva vidas para brindarles a los niños salud, educación, nutrición y protección nunca ha sido tan crítico. Con millones de niños desarraigados, afectados por guerras, muriendo por causas prevenibles, fuera de la escuela o sin vacunas esenciales, la necesidad de apoyo nunca ha sido tan grande.

“UNICEF está trabajando para ayudar a prevenir la propagación del virus entre las comunidades de los países afectados. Estamos compartiendo información precisa sobre cómo mantener a las familias seguras, proporcionando higiene y kits médicos a las escuelas y clínicas de salud, y mitigando el impacto del brote en el acceso de los niños a la salud, la educación y los servicios sociales.

«Ahora más que nunca, contamos con nuestros donantes para continuar apoyando nuestra misión para aquellos que no tienen nada ni nadie, a pesar de estos tiempos difíciles».