COVID19: El rol de la misión diplomática de Marruecos en España

España

La embajada de Marruecos en Madrid y los doce consulados generales del Reino en España están plenamente movilizados para prestar la asistencia necesaria a la comunidad marroquí en el contexto de la pandemia de coronavirus, dijo la embajadora Karima Benyaich.


En el marco de esta movilización, que se inscribe en el marco de la alta solicitud que SM el Rey Mohammed VI siempre ha manifestado hacia la comunidad marroquí en el extranjero, la embajada y los servicios consulares del Reino se esfuerzan por apoyar a los marroquíes bloqueados en España desde la suspensión del tráfico aéreo y marítimo entre los dos países, prestar la asistencia necesaria a nuestros ciudadanos en situaciones precarias y apoyar a la comunidad a través de una continua campaña de comunicación, llamándoles al estricto cumplimiento de las decisiones del gobierno español y sensibilizándoles sobre la imperiosa necesidad de acatar las disposiciones y normas establecidas por las autoridades de este país para afrontar esta situación excepcional de crisis sanitaria mundial, afirmó la diplomática marroquí en una entrevista con la MAP.


Explicando las medidas tomadas en beneficio de la comunidad marroquí residente en España, Benyaich indicó que tras las primeras decisiones del Gobierno español, la embajada creó el 4 de marzo, en coordinación con el Ministerio de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, una célula de seguimiento con todos los consulados generales, encargada de prestar apoyo a la comunidad marroquí residente en España.
Tras la decisión conjunta de Marruecos y España de suspender el tráfico marítimo y aéreo, la embajada del Reino creó, el 13 de marzo, una célula de seguimiento y comunicación para los turistas marroquíes bloqueados en territorio español, para informarse de su situación tras la propagación del nuevo coronavirus en varias regiones del país.


En este contexto, añade Benyaich, la embajada y los doce consulados generales han lanzado una línea telefónica para este fin, un número especial de WhatsApp y un correo electrónico que fueron puestos «a disposición de nuestros ciudadanos para que puedan ponerse en contacto con nosotros en caso de problemas».
Benyaich afirmó haber enviado una declaración a la opinión pública española, que fue publicada por los principales medios de comunicación, explicando en detalle las razones y condiciones que llevaron a los dos países a tomar esta decisión.


También subrayó que hizo un llamamiento, mediante una declaración televisada, a todos los marroquíes que viven en España a hacer gala de solidaridad y cohesión y a velar por el estricto cumplimiento de las instrucciones y medidas para proteger su salud y la de sus seres queridos.
En cuanto a las medidas tomadas en beneficio de los turistas marroquíes bloqueados en España tras el cierre de las fronteras entre ambos países, Benyaich destacó que, además de la creación de una célula de escucha permanente a través de las líneas telefónicas, un número de WhatsApp y la dirección de correo electrónico covid@embajada-marruecos.es, con el fin de prestar a los que se encuentran en situación precaria la ayuda y el apoyo adecuados (alojamiento, alimentación, asistencia sanitaria si es necesario), fue creada una base de datos, con el apoyo de los consulados generales, para censar a todos los turistas marroquíes presentes en el territorio español, cuyo número asciende a 1.700 personas hasta la fecha.


La embajada recibe diariamente más de 150 llamadas telefónicas, 200 interacciones en WhatsApp y una veintena de correos electrónicos, recordó Benyaich, señalando que la representación diplomática del Reino y el consulado general en Algeciras recibieron a un gran número de marroquíes residentes en Italia y Francia, que llegaron en autobús para viajar a Marruecos, a pesar de la suspensión del tráfico marítimo.
A este respecto, fue creada una célula de crisis especialmente dedicada a encontrar una solución a esta situación, lo que dio lugar al regreso de 5 autocares a su lugar de procedencia y de unos 130 miembros de la comunidad marroquí a sus ciudades de residencia.


La embajada y los consulados prestaron hasta ahora asistencia parcial o total a más de 300 personas bloqueadas en territorio español, según la diplomática marroquí, que saludó la gran solidaridad de muchas asociaciones y voluntarios marroquíes en España, que no escatiman esfuerzos para prestar apoyo a los marroquíes bloqueados.
Resaltando también la colaboración de las autoridades españolas en la gestión de la crisis, Benyaich rindió homenaje a todos los marroquíes en España «por la paciencia y la resistencia de la que hacen gala a diario».
La embajadora también recordó que, en lo que respecta a la situación de los marroquíes fallecidos y ante la imposibilidad de repatriar los cuerpos de los fallecidos para ser enterrados en Marruecos, el ministerio delegado encargado de MRE decidió hacerse cargo de los gastos del entierro de los fallecidos en situación precaria y garantizar su inhumación en cementerios islámicos o en los lugares reservados a los musulmanes en los cementerios municipales, observando que la embajada y los consulados generales no han recibido hasta ahora ninguna queja de las familias de los fallecidos en relación con el procedimiento y las modalidades de entierro.


Con este fin, los distintos consulados contactaron a las autoridades españolas locales para aumentar el espacio reservado a los fallecidos marroquíes, siguiendo el ejemplo del cementerio musulmán de Griñón, que inició la construcción de 100 sepulturas adicionales